Los ministros neoliberales

¿Y la justicia para el pueblo dónde queda?

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) nuevamente nos demuestran que el neoliberalismo no se ha acabado, ellos representan en carne y hueso los intereses de la clase explotadora dentro del Estado. Y es que el 25 de octubre declararon inconstitucional la prisión preventiva por defraudación fiscal y facturación falsa no mayor a 8.6 millones de pesos, supuestamente por no ser una amenaza a la seguridad nacional, dejando en la impunidad a los multimillonarios y empresas que constantemente hacen lo que sea por evadir impuestos (se estima que cada año se evade 500 mil millones de pesos).

Y recordemos que estos ministros tienen nombre y apellido: Arturo Zaldívar; Jorge Mario Pardo Rebolledo; José Fernando Franco González Salas; Luis María Aguilar Morales; Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena; Javier Laynez Potisek; Norma Lucía Piña y Alberto Pérez Dayán fueron los que votaron en contra de la prisión preventiva y repasamos sus nombres, pues es importante tener claro quiénes siguen perpetuando las políticas neoliberales y beneficiando a los grandes empresarios. Aquellos que además tienen salarios que nunca en nuestra vida vamos a tener, por arriba de los 200 mil pesos mensuales y que no se los quisieron reducir a inicios del sexenio. ¡Con razón no ven 8.6 millones de pesos como algo grave!

¿Y la justicia para el pueblo dónde queda? Acaso sólo los dueños del dinero pueden tener acceso a ella. Mientras los burgueses pueden evadir impuestos y defraudar al fisco sin ir a la cárcel, aquellos que luchan por la tierra y el socialismo son encarcelados injustamente, se les inventan delitos que nunca cometieron y pasan de a gratis dos años en la cárcel para que al final se les declare inocentes, porque nunca pudieron comprobar los delitos de los que se les acusaba.

Es el caso de los 6 compañeros presos políticos del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo de los cuales en el mes de octubre fueron liberados tres: Armando Hernández Sánchez detenido de manera arbitraria y torturado en septiembre del 2019, acusado de robar una motoneta; de Asunción Gómez Sánchez y Venturino Torres Escobar detenidos en octubre del 2019 ambos acusados de despojo de tierras, tierras por las cuales lucharon, eran dueños legítimos y las defendían. Los tres tuvieron que pasar más de dos años de a gratis en la cárcel sin que se les lograra demostrar culpables de los delitos que se les acusaba, dos años durante los cuales el Estado alargó el proceso para mantenerlos el mayor tiempo posible en prisión, sin embargo, gracias a la lucha de las organizaciones y del pueblo se logró su libertad incondicional.

Esto nos demuestra que quien domina el Estado en el capitalismo (aunque sea de bienestar) sigue siendo la burguesía, pues no sólo protege sus intereses y busca perpetuar su poder, sino que también reprime constantemente al proletariado para que deje de luchar y no se organice, y golpea a las organizaciones independientes que luchan por el socialismo, la propiedad colectiva de la tierra y la democracia popular.

Si bien López Obrador se posicionó en contra del voto de los ministros de la SCJN, pues dijo que su decisión “va en la línea de seguir protegiendo la corrupción y apoyando a las minorías y castigando sólo a los que no tienen agarraderas.”, no es suficiente para lograr justicia para el pueblo y esto demuestra, también, que  la democracia (burguesa), a la que se refiere López Obrador, no puede hacer cambios profundos que beneficien verdaderamente al pueblo. Es necesaria la organización del pueblo para que los burgueses ladrones y asesinos vayan a la cárcel y para tener una verdadera democracia popular.

No bastan las palabras para cambiar el poder judicial y el sistema económico, político y legal injusto y que favorece a la clase burguesa y sus aliados, es necesariax la organización independiente para alcanzar la verdadera justicia para el pueblo, así como la alcanzamos para los compañeros Armando Hernández, Asunción Gómez y Venturino Torres.

Las contradicciones y limitaciones del Estado de bienestar se hacen cada vez más evidentes, no se va a castigar a Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, German Larrea, Claudio X Gonzales ni por todos los impuestos que no pagan, ni por todo lo que le han robado al pueblo, ni por la explotación a la que someten a los trabajadores ni por las vidas que han cobrado en sus múltiples delitos contra el pueblo, ese Estado de bienestar tampoco va a liberar por buena voluntad a Javier González Díaz preso en Chiapas, Leobardo Reyes Meza preso en Michoacán e Higinio Bustos Navarro preso en Veracruz, todos acusados de delitos que nunca cometieron y que forman parte de ese pueblo que lucha por transformar esta sociedad en una más justa.

Somos el pueblo organizado quien debe seguir impulsando la lucha por nuestras demandas más sentidas, la lucha por construir la democracia popular y el socialismo.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × 3 =