AnálisisArtículos

Amazon: el imperio de la explotación

No es producto de la casualidad que AMAZON sea la empresa trasnacional con más ganancias en el mundo. Dedicada al comercio electrónico de más de 600 millones de artículos Amazon fue fundada en 1994 por Jeff Bezos quien es considerado el segundo hombre más rico del mundo y cuya fortuna asciende a la cantidad de 114 billones de dólares. Durante la pandemia del Covid-19 Amazon reportó las mayores ganancias de la historia del comercio mundial, vendió 100 mil artículos por minuto, en tan sólo un año sus ingresos crecieron hasta el 40%, embolsándose durante la contingencia sanitaria 386, 000 millones de dólares. En el año 2022 las ganancias de la trasnacional a nivel mundial ascendieron a 80 mil millones de dólares.

Veamos cómo se ha hecho multimillonario Bezos: Amazon tiene presencia actualmente en 190 países en los cuales tiene establecidas tiendas de almacenamiento y una amplia red de distribución logística de sus productos, en México existen 19 tiendas de almacenamiento. Además, la trasnacional se ve beneficiada en los países donde se instala con subsidios públicos y exenciones fiscales por parte de los gobiernos, es decir se le otorga dinero del pueblo a dicha trasnacional para que se ubique en una determinada ciudad, y no sólo eso, se le permite pagar salarios precarizados a empacadores y distribuidores, condiciones que han hecho posible que la trasnacional del comercio electrónico obtenga elevadas ganancias económicas producto de la explotación económica de sus trabajadores y del apoyo con dinero público.

Además, la trasnacional del comercio electrónico no permite la creación de sindicatos para que los trabajadores puedan mejorar sus condiciones de vida, recurre a la intimidación de todos aquellos trabajadores que quieren organizarse y defender sus derechos laborales, amenazándoles con el despido. Amazon es la segunda empresa con más trabajadores en Estados Unidos, un total de un millón doscientos mil trabajadores laboran para dicha empresa en ese país, y un total de un millón ochocientos mil trabajadores en todo el mundo. Hasta hace apenas un año, en 2022, los trabajadores de un almacén y centro de distribución en Nueva York votaron a favor de sindicalizarse, venciendo con ello los esfuerzos antisindicales, la propaganda y las tácticas violatorias de derechos laborales empleadas por la trasnacional, votación histórica que obliga a ésta a negociar un contrato colectivo con los trabajadores de dicho almacén. Este esfuerzo local constituye sin duda un primer paso y un ejemplo para que los trabajadores de Amazon en todo el mundo luchen por la sindicalización ante las autoridades laborales, y por mejorar sus condiciones materiales, así también para todos los trabajadores de cadenas monopólicas trasnacionales como Walmart y Starbucks que violan derechos laborales y que no permiten la organización sindical.

El gigante del comercio electrónico, además, ha producido desde 2019 un cierre récord de miles de tiendas en donde establece sus redes de distribución, aprovecha la tecnología y la nueva tendencia de compra por internet para controlar gran parte de la distribución de mercancías en el mundo, incluso la del producto alimentario, que es el que genera mayor margen de beneficio, tan sólo en Estados Unidos el sector alimentario genera 9 mil millones de dólares en un año, lo cual ha despertado el interés de Amazon por adquirir tiendas de distribución de alimentos. Amazon Fresh es la nueva cadena de supermercados para venta física y en línea, dotada de carritos de compra inteligente con sensores que reconocen los productos, igual que el carrito de la compra en internet, Amazon así va conociendo los hábitos de compra del consumidor, para 2030 se calcula que el gigante digital tendrá 3 mil supermercados en el mundo desplazando a competidores como Walmart y Carrefour, convirtiéndose así en el mayor minorista de comestibles en el mundo.

Sin duda, el objetivo estratégico de Amazon y de Bezos, es controlar el comercio integral en buena parte del mundo, satisfaciendo todas las necesidades de consumo, y competir con el otro gigante del comercio electrónico del mercado asiático: ALI BABA de China. En un futuro estos dos monopolios se harán de gran parte de la cadena de suministros de mercancías. Actualmente en Estados Unidos, Europa y China el 80% de los pedidos de compra de una mercancía se realizan por internet, a las tiendas establecidas van cada vez menos clientes, esta situación también ha provocado que el susodicho monopolio on-line vaya automatizando el trabajo en los almacenes, introduciendo robots y sustituyendo el trabajo humano. En septiembre de 2021 aparecieron fotografías publicadas en internet que mostraban la construcción de un almacén de distribución de Amazon en la ciudad de Tijuana, Baja Californi, en una superficie de 36 mil metros cuadrados y ubicado en una colonia conocida como “cartolandia” y donde se puede apreciar las condiciones materiales de cientos de familias miserables, abandonadas a su suerte, que lo único que poseen al parecer es una vivienda indigna de cartón. Dichas imágenes se volvieron virales en aquel momento pues mostraban nítidamente la desigualdad social imperante en nuestro país, por un lado, una trasnacional cuyo dueño y propietario Jeff Bezos se ha adueñado del cincuenta por ciento del comercio electrónico en el mundo, y que realiza viajes al espacio por diversión, y por otro, los desposeídos, los parias de México, imágenes que develaron lo injusto, lo inmoral y lo inhumano del capitalismo.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 13 =