ArtículosDespojo

Expropiación a los empresarios mineros

Saqueadores en la legalidad

El 28 de marzo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió a la cámara de diputados una iniciativa de reformas a la Ley minera, de Aguas Nacionales y del Equilibrio Ecológico. La cual entre otras cosas, propone la reducción de concesiones mineras de 50 a 15 años prorrogables por una sola ocasión, por un periodo igual, condicionado a la disponibilidad de agua, al impacto social, así como a la consulta a comunidades indígenas y afromexicanas, modificar el esquema de otorgamiento de concesiones para que sea mediante concurso público.

Todo esto con la finalidad de disminuir un poco el saqueo voraz de las mineras nacionales y extranjeras que se han adueñado prácticamente de nuestro territorio. Con la ley minera vigente se entregó el 60 por ciento del territorio a privados, con el pretexto de que la minería está catalogada con carácter preferente incluso por encima de la agricultura. Convirtiendo algunos poblados en un vertedero de desechos tóxicos, sobre explotando los mantos acuíferos, enfermando comunidades enteras, creando miseria a su paso, sepultando mineros, asesinando a defensores de derechos humanos, todo esto en aras de acumular grandes fortunas para unos pocos, con la mentira de que se crearían empleos.

Con esta nueva ley se busca darle prioridad al derecho humano al agua y que el Estado recupere la rectoría sobre los recursos minerales e hídricos que se encuentren en el subsuelo y deben pertenecer al pueblo y no aún pequeño grupúsculo de empresarios depredadores de recursos que se llenan los bolsillos a costa de la vida misma.

Este saqueo vil e inmoral que hemos padecido como pueblo desde la colonia y a partir de las reformas de Salinas de Gortari, se exacerbó al máximo con el pretexto de que habría progreso si los particulares se apropiaban de grandes extensiones de territorio explotando a diestra y siniestra nuestros recursos. Existen 671 concesiones mineras localizadas dentro de 70 áreas naturales protegidas (1.5 millones de hectáreas). Catorce de ellas, otorgadas por el gobierno de Salinas a partir de la Ley Minera de 1992, se autorizaron para igual número de núcleos de reservas naturales de la biósfera, lo que ha provocado severos daños.

No debemos olvidar que además se remataron minas que eran del Estado, por ejemplo la mina de Cananea, de la cual se extrae principalmente cobre, fue abaratada y entregada en charola de plata a Germán Larrea, la mina estaba valuada en dos mil millones de dólares (mdd) y fue vendida por sólo 400 mdd. Además, este burgués es responsable del peor derrame de desechos tóxicos de los ríos Bacanuchi y Sonora y que lo han hecho el segundo hombre más rico de México. Y para terminar de rematar, entre los años 2000-2018 las mineras extrajeron ¡cinco veces más oro del territorio que todo el que se explotó durante la Colonia!

Esta nueva iniciativa de reforma como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) nos parece un paso necesario, pero limitado, pues se siguen manteniendo las concesiones a los saqueadores, a esos mismos que el neoliberalismo benefició, no se habla de nacionalizar ni mucho menos expropiar.

El mismo AMLO menciona que aún con la nueva ley. Los privados tendrían 60 millones de hectáreas para explorar, sin embargo a los neoliberales les molestó que se quiera frenar o limitar el robo legal de nuestros recursos, como era de esperarse sus esbirros como la Cámara Minera de México (camimex) o el Concejo Coordinar Empresarial (CCE), saltaron de inmediato y tardos ni perezosos salieron a lanzar los mismos argumentos de siempre, por ejemplo, la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México(AIMMGM), se sumó a la defensa de la ganancia neoliberal argumentando que de aprobarse las reformas habría disputas internacional por el T-Mec, que el Estado de derecho se vería afectado, los mismos argumentos de siempre con que pretenden chantajear y amenazar  al gobierno federal y que surten efecto, pues el mismo AMLO ha dicho que se escucharan todas las voces (así sean saqueadores y violen las leyes), una vez más se prefiere escuchar al poderoso que al pueblo.

Mientras la cámara de diputados se decidió el 18 de abril discutir dicha iniciativa en el próximo periodo de sesiones (septiembre) y, antes de presentar un dictamen, se abrirá a discusión pública con los empresarios mineros, el gobierno federal y especialistas, así lo anunció el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados Manuel Rodríguez González (Morena) y nosotros nos preguntamos ¿cuándo se escucharan las voces del pueblo que claman justicia?, ¿No acaso es traicionar la voluntad popular de sacudirse de los saqueadores?

Este diputado sinvergüenza, defensor de los empresarios mineros como Slim, Larrea y Salinas Pliego, y por demás militante de Morena, dice que no llevan prisa en la discusión ¿acaso tantos años de saqueo no son suficientes para tener prisa? Una vez más somos sometidos a las “amenazas” de unos cuantos parásitos que abogan por la libertad del mercado, pero son incapaces de querer pegarse a su propia ley. El ejecutivo federal una vez más le teme a la nacionalización y se limita a la estreches de las leyes burguesas, diseñadas por los poderosos, si hubiera un llamado al pueblo y a trabajadores de las minas, ¿cuántos no saldrían a las calles para apoyar la expropiación? ¿Acaso los mineros de Pasta de Conchos o de otras minas no apoyarían? Como podemos ver hasta aquí llegan las buenas intenciones de un gobierno que busca conciliar con los burgueses, nosotros como organización independiente  tenemos claro que solamente el pueblo organizado que lucha por el socialismo y la democracia popular podrá llevar a cabo una verdadera transformación donde sean expropiadas todas las minas que se han obtenido de forma ilegal, sólo así tendremos  el control de los sectores estratégicos de la economía, sólo así los recursos naturales se usarán en beneficio del pueblo y sólo así lograremos, para tener el control del suelo y subsuelo.

Lectores, les escribimos a ustedes como pueblo, pues sólo el pueblo con conciencia de clase proletaria es el garante de llevar a cabo las reformas que mejor le convengan, el ejecutivo federal teme que la burguesía le dé la espalda y salga huyendo con sus “inversiones”, nosotros no debemos temer, sólo el proletariado consecuente es quien construirá su destino. Por ello, te invitamos a leer nuestras propuestas esbozadas en el Programa Mínimo de Lucha de la OLEP, súmate, marchemos juntos hacia la democracia popular y el socialismo.

¡Contra el despojo, la represión y la explotación; resistencia, organización y lucha por el socialismo!

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seventeen − 4 =