AnálisisArtículos

Justificar la explotación: Slim

Por el bien de todos primero los forbes

Las campañas presidenciales han llegado, con dimes y diretes, dando a conocer “dos proyectos de nación” que ya hemos dicho antes son solo dos proyectos que se distinguen uno por la continuidad de la 4T y el otro por el regreso del neoliberalismo. Tan álgidas y profundas son las diferencias que ya hasta están firmando con sangre sus promesas como lo hizo Xóchitl Gálvez prometiendo no eliminar los programas sociales. Pero algo tienen en común estos dos proyectos que parecieran ser sumamente diferentes: Ninguno de los dos se propone cambiar de sistema económico, los dos buscan mantener el capitalismo unos voraz y otros menos salvaje, pero al final de cuentas capitalismo.

Algunos dirán que los capitalistas también se están viendo afectados en esta cuarta transformación y es que en los últimos meses hemos visto cómo aquellos empresarios han salido a dar su punto de vista, por no decir que han salido a chillar, porque no les gusta que hablen mal de ellos ni que sean señalados como los malos.

Y, efectivamente, algunos de esos capitalistas hoy ven afectados sus intereses, pero es que a ellos nos les gusta ni siquiera pagar un centavo de impuestos ni porque les den rebajas de más del 50%. Pero eso no significa que, hoy por hoy, se busque acabar con la explotación o que estén siendo tan afectados que vayan a terminar en la quiebra.

Por ejemplo, Carlos Slim, el hombre más rico de América Latina, gracias al regalo que le hizo Salinas de Gortari de Teléfonos de México (telmex), dio una conferencia de cuatro horas el día 12 de febrero y vaya que se dio su tiempo para abordar y aclarar cada uno de los señalamientos del cual ha sido objeto. En primer lugar, dice que no ve en qué le ha beneficiado el actual gobierno de López Obrador a sus jugosos negocios, pues prácticamente sólo ha participado en un proyecto: el tramo dos del Tren Maya donde cobró la modesta cantidad de 18 mil 553 millones de pesos. Pero algo que no dice este capitalista es que entre 2019 y 2023 su fortuna se incrementó 35 mil millones en apenas ¡¡¡seis años!!!, ya se le olvidó también que a mitad de sexenio declaró que se vive un buen momento para invertir en México, por lo tanto beneficiado sí, lo es lo único que no le gusta es que le digan que todo se lo han regalado.

Otra de las incoherentes declaraciones del señor más acaudalado del país es que Teléfonos de México ya no es negocio y que prácticamente está en quiebra, pues pagar pensiones a los trabajadores le hace gastar mucho. Eso sí, a pesar de los pesares y aún pagando las pensiones su fortuna asciende por arriba de los 103 mil millones de dólares y cada día aumenta.

Pero como sus bolsillos no tienen límites propuso que las pensiones sean del 80% del salario del trabajador y no del 100%, porque dice los gastos disminuyen cuando uno deja de chambear y no bastándole con eso dice que hay que aumentar la edad para jubilarse hasta los 75 años, pues aún se puede ser productivo. Pues claro para él los trabajadores somos una mercancía más a la cual le tiene que sacar el máximo provecho posible, haciéndolo producir plusvalor al menor costo. No le interesa nuestra salud, o la vejez de los trabajadores, no les interesa si nuestro salario apenas y alcanza para cubrir los gastos.

Finalmente, Carlos Slim dio su opinión sobre al aumento de impuestos a los grandes millonarios y la distribución de la riqueza: “son tonterías y estupideces”. Así de claro fue y es que finalmente lo que Slim sale a defender no solo es su riqueza; sino el modo en que se produce esa riqueza. Defiende la privatización de telmex en el neoliberalismo, pero también el resto de las privatizaciones enriquecieron a unos cuantos y defiende el tener una fortuna mientras la mayoría de la población vivimos al día.

Otro de los burgueses ladrones que se queja constantemente de las pequeñas afectaciones a sus negocios es Ricardo Salinas Pliego, el tercer hombre más rico de México y al cual no le gusta pagar impuestos. Éste debe entre 22 mil y 24 mil millones de pesos, y a pesar de que el presidente le hizo una súper rebaja a 8 mil millones de pesos, se niega completamente a pagar por que para él es un robo a su fortuna. Para este multimillonario que ni siquiera se le ha quitado un tornillo de sus empresas el pago de impuestos por parte de los ultrarricos es un ultraje a lo que ellos “han generado honestamente”. Y es que según este ladrón la única forma de acabar con la pobreza es creando más riqueza (pero para él).

Así de ilógicas son las palabras de los grandes empresarios, sin embargo es importante hacer un análisis de ellas, pues expresan una ideología: la ideología burguesa que justifica el sistema capitalista, que nos hace creer que es normal que haya unos cuantos que acumulan mucho, que son ellos los que generan empleos, que deberíamos de estar agradecidos con el trabajo que nos dan y que es normal que trabajemos mucho recibiendo salarios miserables.

Lamentablemente, esa explotación que vivimos no existe o no se aplica en México y así lo ha declarado López Obrador y termina diciendo que Slim es un buen empresario y que cuando “la milpa se da bien, alcanza hasta para el pájaro”; palabras que expresan también una ideología, la ideología pequeño-burguesa, que busca suavizar los problemas que vive el pueblo, pero que no arranca de raíz todos los males, pues no los ve o no quiere enfrentarse a los grandes burgueses ¿cómo va a alcanzar para todos una milpa privatizada donde ni los pájaros pueden entrar?

Vemos pues como unos burgueses salen a defenderse con ideas que no son científicas, ideas que justifican el propio sistema que los enriquece, mientras otros refuerzan estas ideas y no los tocan ni con el “pétalo de una rosa”. Al final tienen la seguridad de que el sistema capitalista continuará para el siguiente sexenio y no se preocupan mucho si hay un proyecto más voraz o un proyecto más humano, mucho menos si una mujer es la próxima presidenta.

Pero todavía hay algunos intelectuales que dicen que la bandera primordial de la 4T es “por el bien de todos primero los pobres” y que ésta conecta con la idea de democracia de la Constitución: “será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”, y que es eso lo que hoy representa López Obrador y Claudia Sheinbaum.

Nosotros les preguntamos: ¿qué tiene de democrático que unos pocos tengan los grandes medios de producción como su propiedad privada y millones no tengamos nada?, ¿ el pueblo mejora económicamente gracias a los aumentos a las fortunas de los grandes empresarios y banqueros? Como parte del pueblo sabemos que la verdadera democracia la vamos a alcanzar cuando sea el pueblo quien tenga el poder sobre los medios de producción, cuando tengamos un salario digno, pensiones dignas, cuando se acabe la pobreza cambiando la forma en la que se produce, cuando lo principal sea la satisfacción de las necesidades de todo el pueblo y no la producción de ganancias para unos empresarios. Esa verdadera democracia se llamaDemocracia Popular y Socialismo.

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 3 =