Pronunciamiento ante Hostigamiento en el mitin en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje

Ciudad de México a 22 de noviembre de 2021


El día de hoy 22 de noviembre de 2021, realizamos un mitin frente a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX por la primer audiencia del caso de despidos injustificados de la Academia Mexicana de Ciencias.
Cabe señalar que los despidos ocurrieron en mayo del año 2020, al inicio de la pandemia y que año y medio después este elefante reumático que es la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) y la burocracia dorada a su alrededor, permite iniciar el proceso jurídico.
Ésta audiencia fue producto de la movilización y el esfuerzo colectivo de los trabajadores despedidos, personas solidarias y quienes confirmamos la OLEP-UDITT pues solo con la presión se pudo apresurar el proceso y que se logrará notificar al fin a la ACM.
Durante la audiencia la conciliadora de la JLCyA intimidó a nuestra abogada diciéndole que “no nos pusiéramos exigentes” porque la Academia “no tenía dinero”, es decir, las autoridades sirven como voceros de la Academia Mexicana de Ciencias demostrando que son todo menos imparciales. La justicia laboral parece aún lejana.
También señalamos que hace dos semanas, nuestra compañera Basty Acosta fue víctima de robo, hostigamiento y una campaña de desprestigio la cual tenía el fin de evitar que mantuviera su demanda contra la Academia y dejara su esfuerzo de defensa de los derechos humanos y laborales.
Ante la denuncia pública, penal y de derechos humanos de esta situación la respuesta de las autoridades no fue otra que mantener el hostigamiento.
Durante nuestro mitin del día de hoy policías de civil y policías uniformados estuvieron tomando fotografías e incluso llegar en tono prepotente a tratar de limitar nuestro derecho a la libertad de protesta social y libre manifestación de las ideas.
Al mismo tiempo, un sujeto quien en otro mitin se identificó como personal de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje hoy volvió a hostigar y tomar fotografías y cuando se le pregunto su lugar de procedencia mencionó en tono amenazante “quieres saber quién soy” al tiempo que mostraba su credencial de la Guardia Nacional, la institución con más quejas de violaciones a derechos humanos actualmente.
Ante esto nos preguntamos: ¿Por qué la Guardia Nacional nos hostiga? ¿Por qué acuden a tomar fotografías de una manifestación ante una dependencia local y cuyo fin es que un privado cumpla sus obligaciones para con los trabajadores? ¿Por qué hacerlo después de denunciar el hostigamiento hacia la compañera Basty Acosta? ¿Es ese el pueblo uniformado que sirve y protege al pueblo?
Cómo Organización de Lucha por la Emancipación Popular – Unión Democrática Independiente de Trabajadoras y Trabajadores denunciamos estos actos de intimidación, hacemos responsables a las autoridades de la Ciudad de México y del Gobierno Federal de la integridad física y psicológica de nuestra compañera Basty Acosta, de todos los integrantes de la OLEP-UDITT y de todas las personas y organizaciones solidarias con nuestra lucha laboral.
Al mismo tiempo decimos que seguiremos luchando de manera consecuente y combativa hasta lograr justicia laboral, hasta que esa supuesta democracia de la que tanto habla se haga presente en los hechos y no únicamente en el papel.


¡Trabajo digno, salario justo y seguridad social!
Organización de Lucha por la Emancipación Popular – Unión Democrática Independiente de Trabajadoras y Trabajadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − six =