Ratificamos la lucha antineoliberal y anticapitalista

El Instituto Nacional Electoral (INE), encabezado por Lorenzo Córdova se erige como la cabeza de la oposición dentro de las instituciones del Estado frente al gobierno federal. Uno de los conflictos que más ha sonado a nivel mediático es la controversia que existe respecto a la consulta por la revocación/renovación de mandato del presidente de la República, la cual movilizó a buena parte del obradorismo en los últimos días del 2021.

Para el ine, aunque se llegara al total de firmas necesario para realizar la consulta, ésta no se realizaría “por falta de fondos” y, así, el pleito tomó forma de dinero al presionar desde el Instituto para tener mayor presupuesto y, con ello, seguir engordado sus “democráticos” bolsillos y así defendernos “del autoritarismo”.

 Sin duda la pelea del INE en contra del gobierno federal demuestra la existencia de las contradicciones entre los distintos agrupamientos políticos dentro del propio gobierno, demuestra la manera en que buscan mantener el capitalismo: por un lado acotar la ganancia de la burguesía, engrosar la recaudación fiscal y generar infraestructura estatal y, por otro lado, la privatización de todo lo privatizable, el aumento de la ganancia sin consideración por parte de la burguesía y la total postración a los intereses del capital monopolista trasnacional y al imperialismo norteamericano. Aunque, en ambos casos, la burguesía, los empresarios siguen reuniéndose con el jefe del ejecutivo o cenando con él para seguir ganando.

La consulta demuestra el poder de convocatoria del presidente y la fuerza de movilización que tiene Morena más sus satélites oportunistas, aunque la movilización para la realización de la consulta tiene como límite la organización de la misma, no busca ir más allá de organizar a las personas para poner una mesa y juntar firmas. Recabar firmas ha evidenciado que muchos de quienes participan reciben un pago o que muchas de las firmas son recabadas por “servidores de la nación” a quienes sus jefes pidieron 25 firmas con copia de la credencial del INE si eran de su estado y 10 si eran de otro estado al lugar de residencia.

Esta forma de movilizar muestra las limitaciones en cuanto a la batalla ideológica y la lucha antineoliberal que dice impulsar Morena, pues, al final, la consulta termina por no ser una herramienta para organizar la voluntad de luchar del pueblo en contra de las políticas neoliberales, que siguen afectándolo, y la posibilidad de dignificar sus condiciones de vida.

 Para nosotros lo que debe ratificarse es la lucha antineoliberal, lucha que implica la movilización y la denuncia en contra de las políticas neoliberales que se mantienen, en contra de las políticas de explotación, despojo y represión neoliberal para eliminarlas de una vez y para siempre, políticas que nos imponen gobiernos prianistas o neoliberales desde Morena.

Lo mínimo que pueden hacer los partidarios antineoliberales del Morena, si son congruentes, es recuperar el programa y fundamentos de su partido, pues, si bien el gobierno federal ha tomado un nuevo impulso antineoliberal en ciertos aspectos (recaudación fiscal, no privatización, recuperación y creación de infraestructura estatal), mantiene otros aspectos muy neoliberales como la subcontratación y el ocultamiento de las relaciones laborales para no dar derechos a los trabajadores, por medio de algunas formas como “beneficiarios” de programas sociales. Los antineoliberales congruentes deben denunciar y cerrar el paso en los distintos niveles de gobierno a los viejos y nuevos políticos que solo van pasando por los distintos partidos, o se han creado en Morena, y aplican las políticas del régimen neoliberal solo que ahora vestidos de guinda.

 Para el movimiento democrático independiente, para el proletariado organizado y en lucha, debe ser el momento para demostrar las limitaciones y alcances de la propuesta electoral-antineoliberal, demostrar que las contradicciones que existen dentro del gobierno tienen su límite en la lucha contra el capitalismo y que de una u otra manera los distintos agrupamientos políticos burgueses y pequeño burgueses quieren mantener este sistema de explotación.

Es momento de ratificar por medio de la movilización y la organización que la única forma realmente consecuente para luchar contra el neoliberalismo es atacar su raíz: el capitalismo; que mientras la burguesía siga siendo la dueña de los grandes medios de producción será quien determine el destino del país con todo y las mil y un reformas constitucionales que se puedan implementar.

Es momento de ratificar la necesidad de que los empresarios devuelvan todo lo que han robado al pueblo, no solo por la evasión del pago de impuestos, sino también debido a la explotación y la apropiación del plusvalor. Es momento de que los dueños de las grandes fábricas, maquilas, de la gran industria turística, los grandes monopolistas del capital financiero sean juzgados por el robo descarado que cometen todos los días al explotar al pueblo, que sean castigados por enriquecerse con el despojo de la tierra del pueblo y por ser impulsores e instigadores del terrorismo de Estado.

Debemos ratificar la lucha independiente de la clase proletaria, pues solo nosotros seremos quienes lucharemos de manera consecuente en contra de todos los males que aquejan al pueblo y no nos quedaremos con meras conciliaciones, donde nos puede tocar un poco más de la riqueza social, pero donde la gran parte se la sigue llevando el burgués.

Por esto mismo, ratificamos sin dudar la lucha antineoliberal, la lucha contra el capitalismo y el imperialismo, la lucha por la democracia popular y el socialismo, ratificamos la defensa de los intereses inmediatos e históricos de los trabajadores explotados del campo y la ciudad, de la necesidad de recuperar toda la industria nacional, de la nacionalización de la banca, de la expropiación de todos los explotadores y corruptos. Ratificamos la lucha combativa y con carácter de clase proletario en la calle, en las tribunas de gobierno, en las escuelas y universidades. Ratificamos que lucharemos hasta vencer.

¡Luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fifteen − one =