Resistir es vencer

 Sin la resistencia organizada de parte del pueblo que lucha por sus derechos fundamentales, por la democracia popular y el socialismo, los compañeros presos por motivos políticos del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) no estarían libres.

Con felicidad nos enteramos que el día 11 de octubre del presente año Armando Hernández Sánchez era liberado de una cárcel de Chiapas y que el 29 de octubre de este mismo mes Asunción Gómez Sánchez y Venturino Torres Escobar también eran liberados en el mismo estado, después de dos años de prisión.

Tres compañeros que luchan por la tierra, el socialismo y la presentación con vida de los detenidos desaparecidos han sido arrancados de las cárceles de la burguesía. Hay quienes ven en este hecho bondad del gobierno represor de Chiapas encabezado por Rutilio Escandón Cadenas y hasta quienes ven bondad de la Cuarta Trasformación; esto no es así, pues si hablamos de justicia, justicia hubiera sido que jamás, personas inocentes, estuvieran encarceladas por más de dos años gracias a que el poder judicial (en complicidad con las autoridades del estado y la omisión de autoridades federales) alargaba el proceso judicial.

Si hoy los compañeros están libres es por la resistencia del pueblo organizado de manera proletaria que no dejó de luchar por su libertad.

Como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), sentimos orgullo de haber contribuido con nuestro “granito de arena” para lograr la libertad de Asunción, Venturino y Armando, sin olvidar que faltan por liberarse a otros tres compañeros del FNLS presos y a decenas de otros presos por motivos políticos en el país. ¿Qué hicimos y gracias a qué pudimos hacerlo?

Mítines, diseño, impresión y pega de carteles con sus rostros, marchas, participación en plantones, redacción e impresión de volantes, artículos publicados en FRAGUA.

Todo lo hicimos gracias a la participación consciente y voluntaria de quienes aportaron de una u otra forma al cumplimiento de las actividades desarrolladas en circunstancias relativamente fáciles hasta antes del inicio de la pandemia en marzo de 2020, ya que, durante la pandemia, las cosas se complicaron, pues había que seguir realizando la denuncia y el trabajo político organizativo en medio de más adversidades.

Sólo la voluntad y la conciencia proletaria de cada integrante de nuestra organización lograron impulsarnos para aceptar nuevas responsabilidades y tareas, en estos tiempos de resistencia y lucha se plasmó con claridad nuestro grado de compromiso y entrega a la lucha por la democracia popular y el socialismo.

Todos cumplimos diferentes y nuevas tareas, se puso en juego toda nuestra creatividad para resolver los problemas prácticos de sostener nuestra vida cotidiana y, además, gracias al trabajo asalariado o político, obtener recursos para el material de difusión.

Nada se hubiera logrado sin un esfuerzo intenso y continuo en diferentes aspectos de nuestra vida personal y política, si algún colaborador o integrante se pregunta qué logramos en todo este año 2021 y cuál es el resultado de nuestra actividad y esfuerzo, en el rostro de los compañeros libres, entre otras cosas, está la respuesta.

Por supuesto, en esta etapa de lucha y resistencia, no todos nos esforzamos en el mismo grado y eso es normal, porque el esfuerzo que plasmamos en nuestra vida política y personal es proporcional a nuestro grado de conciencia proletaria. ¿Y cómo se mide o quién mide ese grado de conciencia?, se preguntarán muchos lectores.

Deriva de las necesidades prácticas de organizar la lucha política entre el pueblo, de resistir todas las dificultades sin renunciar a nuestros objetivos, principios y programa de lucha, de construir en el pueblo la simpatía y el compromiso de aportar para continuar la lucha por satisfacer las necesidades económicas y políticas del mismo pueblo.

Un ejemplo muy concreto: nuestro grado de conciencia se puede ver en cómo y con qué intensidad participamos en satisfacer las necesidades prácticas para lograr la libertad de todos los compañeros presos políticos y la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos.

Y en este momento de más esfuerzo, de dar más tiempo y recursos a la organización del pueblo y a nuestra organización es que algunas compañeras y compañeros asumen más responsabilidades y otros ponen claros los límites y alcances de su compromiso y su aportación. Nosotros vemos este proceso como algo natural y sano, porque nadie debe participar en la lucha por sentirse obligado, nadie debe participar si ya no se siente identificado con lo que hacemos y somos.

Cada integrante y colaborador es libre de estar o no estar, de redefinir su grado de compromiso y participación, siempre agradeceremos sus aportes, si deciden ya no estar, y les desearemos lo mejor en su vida y sus proyectos, pues toda persona que ha colaborado en la OLEP aporta tiempo, recursos y esfuerzo, en menor o mayor medida.

Todos sabemos que nuestra libertad se rige por nuestros Estatutos, mismos que norman nuestra convivencia y que aceptamos libre y voluntariamente, pues somos una expresión más de la clase proletaria que lucha por la emancipación de su clase y del resto de la sociedad, sometidas por la clase burguesa y sus aliados que mantienen el poder económico y político.

Así cerramos este año 2021, con una intensa actividad en diferentes aspectos del trabajo político, con nuevos integrantes y colaboradores.

No quisimos dejar de escribir esta editorial, porque será la última impresa en este año y nos agrada que nuestro pueblo pueda tocar el papel por medio del cual nos lee, nos cuestiona y nos anima.

Sea, por último, este el medio para enviar un fuerte abrazo a todas las personas que colaboran e integran la OLEP, a todas las personas que luchan desde otros esfuerzos por la democracia popular y el socialismo, a todo el pueblo que lucha y resiste en la defensa de sus derechos más elementales. Feliz e intenso fin de año y por un nuevo año de más logros en la organización, lucha y resistencia por construir la democracia popular y el socialismo.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 1 =