Secretaría sin Bienestar para sus trabajadores

Traición al pueblo

EN LA APERTURA del Congreso del Anáhuac en 1813 el así llamado Siervo de la Nación dijo: “Temamos a la Historia que ha de presentar al mundo el cuadro de nuestras acciones”. Y vaya que deben temer no pocas autoridades de la autonombrada Cuarta Transformación que con sus dichos hablan en favor del pueblo, pero con sus actos lo traicionan.
El pasado 1 de julio del presente año (2022) fueron despedidos decenas de trabajadores de la Secretaría del Bienestar a lo largo y ancho del país, los que justo son nombrados como José María Morelos y Pavón. Estos Siervos de la Nación, son la base trabajadora que impulsa, promueve y lleva a las comunidades los distintos programas sociales que son emblema del actual gobierno. Muchos de estos compañeros son o han sido militantes del Morena y del obradorismo, y son quienes construyeron en las calles al partido que hoy tiene en el gobierno federal a Andrés Manuel López Obrador y, en palabras de ellas y ellos, “no pedimos dinero ni nada a cambio, sólo queremos trabajar y echar a andar la Cuarta Transformación”.
Estas y estos compañeros han luchado durante años en contra de las políticas neoliberales, pero hoy se muestran decepcionados, pues al ser admitidos como trabajadores de la Secretaría del Bienestar, la secretaría que impulsa el modelo del Estado benefactor en oposición al Estado neoliberal, pues resulta que usa las mismas formas neoliberales en materia laboral que los gobiernos anteriores: contratos de tres meses que se renuevan a discreción; darlos de alta no con nombramientos de base sino como trabajadores de confianza cuando ellos son quienes realizan las actividades sustantivas de la Secretaría; hostigamiento y persecución hacia quienes se organizan por sus derechos laborales, y ya ni hablemos del siempre presente amiguismo y hasta nepotismo.
Debemos recordar que la Reforma Laboral del 2019 no tocó ni con el pétalo de una rosa los artículos 37 ni 39 de la Ley Federal del Trabajo, los cuales establecen los contratos de tres meses usando la ficción de la “capacitación inicial”, una forma neoliberal de contratación, la cual permite la violación de los derechos laborales y que también afecta a los trabajadores al servicio del Estado.
Es decir, se mantienen las leyes neoliberales en los tiempos de la Cuarta Transformación y no sólo eso, sino que el propio gobierno tampoco las elimina, sino que las utiliza a su favor y en detrimento de sus propios trabajadores.
Esta situación se repite a lo largo y ancho del país y no sólo en la Secretaría del Bienestar, sino en gobiernos estatales y municipales del color que sean, pues parece que más allá de las diferencias entre los partidos, que no son pocas, coinciden en la necesidad de mantener la explotación hacia sus trabajadores. Para nosotros es claro: no se puede transformar al país ni llevar bienestar negando derechos laborales.
Como OLEP-UDITT luchamos en contra de este tipo de contrato y buscamos que se abroguen todas las leyes neoliberales en materia laboral. Asimismo, luchamos porque todos los trabajadores del Estado tengan un nombramiento de tiempo indeterminado y cuenten con la estabilidad en el empleo que les garantice una vida presente y futura verdaderamente digna.
Hacemos el llamado a todos los trabajadores del gobierno de la instancia que sea a luchar en contra de estos tipos “flexibles” de contratación, contra las políticas neoliberales que se arrastran del viejo régimen y que de una vez y para siempre arrojemos al basurero de la historia al neoliberalismo para alcanzar la democracia popular y el socialismo, pues este será la única forma realmente profunda de transformación que permita que todo el pueblo tenga un trabajo digno, salario justo y seguridad social.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

three × four =