¡Ya es tiempo… de Verdad y de Justicia!

¿Qué harías si desparecieran a unos de tus familiares? ¿Acaso no harías hasta lo impensable con tal de lograr ver de nuevo en casa a tu ser querido? ¿Qué no harías por ver a los responsables de su desaparición en un juicio y con un castigo justo?

Por esta razón, la exigencia de la presentación con vida de todas las personas que han sufrido la desaparición forzada sigue vigente en los corazones y en las mentes de miles de familias mexicanas.

Según cifras del propio gobierno federal desde el 2006 a la fecha existen 95 mil personas reportadas como desaparecidas, la mayoría como consecuencia de la llamada “guerra contra el narcotráfico” que inició el presidente panista Calderón y que el priista Peña Nieto continuó dejando al país ensangrentado y con miles de personas ejecutadas, torturadas, y desaparecidas.

Pero la política de desaparecer personas desde el Estado o a través de particulares con el consentimiento, la autorización o mandato del Estado se remonta, en nuestro país, a los años sesenta, cuando los gobiernos priistas reprimieron a todo aquel que cuestionaba sus gobiernos. Cerca de 1200 luchadores sociales, desde 1969 hasta 1982 fueron víctimas de la desaparición forzada por el hecho de luchar por trabajo digno, tierra, salud, libertad y socialismo.

A finales de los ochentas y los noventas la desaparición forzada se siguió cometiendo en contra de luchadores sociales, sindicalistas, periodistas y en el campo en contra de muchos movimientos de campesinos e indígenas que luchaban por recuperar las tierras que los caciques les habían robado. También a mediados de los noventas, el gobierno desapareció a cientos de personas, en su mayoría indígenas, que eran o consideraban que apoyaban a grupos guerrilleros.

Ya para el 2010, con la guerra de Calderón en todo su apogeo y las cerca de 3000 personas víctimas de desaparición forzada para ese año, un conjunto de organizaciones de familiares, organizaciones de derechos humanos y organizaciones populares e indígenas conformamos la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada, una iniciativa para exigir la presentación con vida de las personas víctimas de este crimen de Estado, para exigir sanción y castigo a los responsables y para denunciar ante el pueblo y los organismos internacionales de derechos humanos lo que estaba sucediendo en México.

En ese año también se retomaron dos fechas importantes para realizar jornadas de lucha. La primera es la Semana Internacional del Detenido Desaparecido que se conmemora en la última semana de mayo y la segunda es el 30 de agosto, que es el Día Internacional del Detenido-Desparecido o de las Víctimas de Desaparición Forzada.

12 años llevamos como Campaña Nacional luchando por verdad, memoria, justicia, reparación integral del daño y medidas de no repetición para las miles de víctimas de desaparición forzada en México. Y este 2022 no será la excepción puesto que entre más pasa el tiempo, la lucha, como quisiera el gobierno, no se olvida. Por el contrario, al no encontrar la verdad de lo que sucedió con sus seres queridos y al no haber juicio y castigo a los responsables de las desapariciones forzadas, los familiares y las organizaciones continuaremos luchando y exigiendo: vivos se los llevaron, vivos los queremos.

El gobierno de Obrador ha dicho que la gran mayoría de las desapariciones forzadas no se cometieron durante su gobierno y es verdad, pero eso no quiere decir que ahora como nuevo gobierno no pueda dar solución al problema. Como presidente de la República debe ordenar a los militares y a los marinos que presenten a los desaparecidos que ellos se llevaron, debe iniciar el juicio y castigo a los mandos de las diferentes corporaciones militares y policiacas que durante años desaparecieron a las personas con total impunidad y debe crear las condiciones para que ninguna autoridad vuelva a desaparecer a ninguna persona.

Mientras las familias no sepan qué pasó con sus familiares, mientras no existan verdaderas investigaciones y mientras no exista justicia, el problema de las desapariciones forzadas va a continuar y la lucha de las familias y organizaciones también.

Un ejemplo de lo anterior es el caso de la desaparición forzada de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, ocurrida el 25 de mayo del 2007 en Oaxaca y cometida por elementos de las fuerzas armadas y de la policía estatal.
15 años después de su desaparición forzada, tras una larga lucha por parte de los familiares, organizaciones de derechos humanos, populares y abogados el caso se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, máxima instancia de justicia en el país que, por cierto, ya tiene dos años que estando el caso en la primera sala no ha resuelto a favor de las víctimas.

Lo que solicitamos es que la SCJN emita un fallo que obligue a crear una comisión especial de búsqueda para Edmundo y Gabriel, y que se permita la búsqueda de los dos luchadores sociales dentro de los cuarteles militares y policiacos donde se tenga la sospecha que estén detenidos desparecidos.

Por ello, a 15 años, marcharemos este 30 de mayo en la Ciudad de México y en algunos estados de la República para cerrar la Jornada de Lucha enmarcada dentro de la Semana Internacional del Detenido-Desaparecido.

Por eso también gritamos: ¡Ya es tiempo!

Ya es tiempo de la presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez.

Ya es tiempo de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva a favor Edmundo y Gabriel.

Ya es tiempo de que la Comisión Nacional de Búsqueda inicie inmediatamente la búsqueda de Edmundo y Gabriel en cuarteles militares y de policía.

Ya es tiempo de que la Fiscalía General de la República ejecute las órdenes de aprehensión en contra del ex procurador de Justicia de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez y el excomandante de la Policía Estatal, Pedro Hernández Hernández, ambos prófugos de la justicia desde hace más de dos años, implicados directamente en la desaparición forzada de Edmundo y Gabriel.

Ya es tiempo de que la Secretaria de Gobernación deje de ser omisa y se pronuncie públicamente a favor de la presentación con vida de Edmundo y Gabriel.

Ya es tiempo de que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador ordene a los mandos militares que presenten con vida a Edmundo y Gabriel.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

fifteen − 9 =