Cuna de lobos… cuna de empresarios

Televisa

¡Ah, corre, ya comienza la nueva novela!… ¿Cuántas generaciones no han escuchado esa frase icónica? Familias enteras han crecido con la televisión y sus transmisiones, pero nos hemos preguntado ¿quiénes son los dueños de los medios de comunicación? Hoy en fragua abordamos la historia de la familia Azcárraga y su fortuna hecha gracias a Televisa.

Antes de comenzar, retomemos las bases de la comunicación popular, que han sido tomadas del libro de Camilo Tauffic Periodismo y lucha de clases en el cual nos explica cómo los medios de comunicación no son otra cosa que medios de producción, es decir, quien produce televisión, radio, cine, etc., hace lo mismo que quien produce cualquier otra mercancía como computadoras, celulares, entre otras cosas.

Entonces, como primer punto reiteramos que la información o la nota se realiza como una mercancía más, cuyo objetivo es la venta. Esto nos hace ver que estos medios son entonces también acaparados por la clase dominante de la sociedad actual, es decir, la burguesía. Y en este sentido, las noticas o productos de comunicación serán la reproducción de la ideología de esta clase. Concluiremos afirmando dos cosas: 1) la comunicación no puede ser neutral, esto se confirma porque hasta ahora la mayoría de los medios de información son acaparados por los grandes multimillonarios de nuestro país; 2) la objetividad de esta comunicación queda puesta en tela de juicio, la supuesta “objetividad” que ellos mencionan no puede existir más que en su imaginación, ya que su objetivo es necesariamente servir de medio para imponer la concepción burguesa del mundo.

Dicho lo anterior hablemos de Televisa

  1. Historia

La empresa fundada el 8 de enero de 1973, fue el resultado de la unión de Telesistema Mexicano y Televisión Independiente de México, la cual fue dirigida por Emilio Azcárraga Milmo, quien es el hijo del empresario Emilio Azcárraga Vidaurreta. Un negocio completamente familiar.

Otra parte del monopolio de comunicación fue llevada por el abuelo Azcárraga Vidaurreta, comprando estaciones de radio en los 70´s en los Estados Unidos, gracias a lo cual lograría constituir Univisión en ese país, la cual es una de las empresas más importantes hasta la actualidad.

A finales de los 90 el tercero de la dinastía Azcárraga, Emilio Jean consolidó la expansión internacional de su grupo televisivo, radiofónico y de producción de espectáculos para poder seguir acumulando riqueza.

Actualmente el consejo directivo de la empresa se encuentra en manos de “Los Cuatro Fantásticos de Televisa”, integrado por Emilio Azcárraga, Alonso de Angoitia, Bernardo Gómez y José Antonio Bastón más otros 16 “consejeros propietarios”.

La fuerza de Televisa descansa en el monopolio que ha tenido durante más de medio siglo en la televisión mexicana. Este consorcio se ha beneficiado de un trato discrecional y, con frecuencia, reverencial por parte del sistema político mexicano del cual es integrante, así como de la enorme capacidad de difusión que indudablemente ha tenido.

Hoy Televisa es propietaria de cerca de 256 canales de televisión abierta, más sus empresas de televisión de paga como Izzi y Sky. En otros ámbitos tiene la propiedad del club deportivo América y del Estadio Azteca así como de los casinos, Play City y Multi Juegos y sólo por mencionar algunos medios impresos Caras y TvyNovelas. ¿Qué es entonces lo que consumimos en los medios de comunicación?, ¿Es la voz de los trabajadores?

2. La actualidad

La fortuna de la familia Azcárraga actualmente se encuentra en 770 millones de dólares (mdd), mientras las ventas netas de Televisa disminuyeron 4.3%, dando como resultado 97,361 millones de pesos en 2020 en comparación con 101,757 millones en 2019, sin embargo, eso no ha impedido que el grupo siga creciendo.

Como expusimos líneas más arriba, Televisa está estrechamente relacionada a Univisión. El pasado abril estas dos empresas se fusionaron con el objetivo de crear “el grupo de medios en español más grande del mundo”. Dicha fusión permitirá alcanzar el mercado del streaming para 600 millones de personas. Esto hará crecer más las utilidades de la empresa de la familia Azcárraga, pues sólo los costos por contenido en el 2020 le dieron de ganancia 8 155 millones de pesos.

La operación también cuenta con el impulso de una inversión de 1 000 millones de dólares en acciones compradas por SoftBank y el actual inversionista de Univision, ForgeLight LLC. La transacción cuenta también con la participación del gigante tecnológico Google y The Raine Group. Más de 2.100 millones de dólares de compromisos de deuda serán coordinados por el banco J. P. Morgan.

3. Conclusiones

Una vez más mostramos una característica de la fase imperialista del capitalismo: la creación de grandes monopolios trasnacionales como el monopolio televisivo del cual es parte Televisa. Esta ha generado la fortuna de una familia tanto por la privatización de los medios de comunicación nacionales, así como por el apoyo de los gobiernos en turno que le ayudaron a su expansión gigantesca. Ahora con su nueva asociación con Univisión logrará llegar a más lugares y acrecentar sus ganancias. Además, no debemos olvidar el pacto que tuvo con el gobierno en turno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que junto con otras cadenas televisivas transmite las clases para los niños a consecuencia de la pandemia, ¿cómo la mafia del poder puede estar ahora con un gobierno donde son primero los pobres? Una gran contradicción.

Nosotros como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) decimos que incluso los medios de comunicación deben ser propiedad colectiva de la clase trabajadora. La misma clase debe crear sus contenidos, debe gozar de un entretenimiento de calidad que le ayude a mejorar su calidad de vida o simplemente poder disfrutar de un buen contenido. Las trabas impuestas por la burguesía desde sus contenidos son un freno a la organización, por eso la OLEP te invita a leer el fragua y a sumarte a luchar.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 2 =