El plantón popular lo mantiene el pueblo

La lucha por los detenidos desaparecidos

La lucha por la presentación con vida de los detenidos desaparecidos ha sido enarbolada no sólo por los familiares de las víctimas, sino por todo el pueblo que busca memoria, verdad y justicia. Han sido tantos los casos (el Estado reconoce más de 100 mil) y tan poca la justicia que incluso en el actual sexenio miles de familiares se movilizan, salen a buscar a sus seres queridos en fosas clandestinas, se organizan y luchan para que este crimen no se vuelva a cometer.

Esta práctica no es nueva, ya durante la guerra sucia la desaparición forzada se utilizó para acabar con las organizaciones armadas que tomaron las armas para defenderse de la brutal represión y acabar con el sistema capitalista. Pero es con la llamada guerra contra el narcotráfico que se agudizó y generalizó esta práctica, desapareciendo no sólo a aquel que estuviera organizado; sino a todo aquel que fuera trabajador o trabajadora, campesino, estudiante, ama de casa, etc. para así poder imponer el miedo y el terror y continuar aplicando la política neoliberal. Dicha práctica fue planificada y desarrollada por el Estado por lo que más que una guerra contra el narco fue una guerra contra el pueblo impuesta a través de la política de Terrorismo de Estado.

El caso de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya se da justo en los primeros años de que inicia esta política, el 25 de mayo de 2007 son detenidos desaparecidos y reivindicados días después por el Partido Democrático Popular Revolucionario – Ejército Popular Revolucionario. Es en este momento en el que los familiares de los dos revolucionarios inician una lucha por su presentación con vida, acuden a diferentes organizaciones de derechos humanos y son pocas las que cobijan el caso y se solidarizan entre ellas las organizaciones que pertenecen al Movimiento Democrático Independiente (mdi).

En el año 2010 lo familiares presentaron un amparo por la desaparición forzada de Edmundo y Gabriel el cual llega en 2019 hasta el Suprema Corte de Justicia de la Nación (scjn) quien mantuvo el caso sin resolver hasta el 10 de agosto de este año.

Durante todos estos años se ha impulsado la movilización, las marchas, los mítines, plantones, pega de carteles, no sólo en la Ciudad de México, sino en varias partes del país como en Chiapas, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca, Michoacán, Estado de México, Puebla y Jalisco entre otros estados. Durante los últimos años también hemos retomado fechas importantes impulsadas por el mdi como la semana internacional del detenido-desaparecido la última semana de mayo o el día internacional de las víctimas de desaparición forzada el 30 de agosto, fechas en las que hemos realizado plantones, marchas y donde participan los familiares y las organizaciones que nos identificamos como parte y continuidad del mdi como el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (fnls) y la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (olep), entre otras. También en 2010 se creó la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada, con la que se buscó difundir los casos, denunciar la política de desaparición forzada y se impulsó la Ley Contra la Desaparición Forzada.

La resolución dada el 10 de agosto fue a favor de los dos revolucionarios, pero ésta no sólo tiene implicaciones para el caso específico, también las tiene para todos los casos de desaparición forzada en México.

Para el caso de Edmundo y Gabriel la sentencia implica entre otras cosas:

La apertura de cuarteles militares donde se presuma están los desaparecidos.

La creación de una comisión especial de búsqueda.

La comparecencia de altos mando militares y funcionarios que se encontraban en funciones en la fecha de la desaparición.

La reparación integral del daño.

La publicación en un diario de circulación nacional de un extracto de la sentencia.

La sentencia crea también un precedente importante para todos los casos de desaparición forzada, pues ya no será necesario una sentencia (que generalmente dura muchos años) para que se dé la reparación integral del daño y se pueda solicitar la creación de una comisión especial de búsqueda.

Conjuntamente, los familiares, el fnls, la olep y el Comité Cerezo México iniciamos un plantón popular indefinido el 1 de agosto con el objetivo de que se resolviera a favor la sentencia, una vez lograda una victoria política mantuvimos el plantón, pues la scjn tardó 44 días para realizar el engrose (firma) de la sentencia después del 10 de agosto. Hoy seguimos firmes en el plantón, ya que aún falta que dicha sentencia se entregue al tribunal colegiado quien notificará a las autoridades correspondientes como el ejército, la Secretaría de Gobernación, la Comisión Nacional de Búsqueda, la Fiscalía General de la Republica, entre otras, quienes tendrán 30 días naturales después de ser notificadas para acatar la sentencia.

La dilación y el burocratismo para avanzar en el caso y dar justicia es una política del Estado, que, por un lado, aparenta resolver, pero en los hechos se vuelve un obstáculo, esa es la razón por la que nos mantenemos en el plantón, incluso durante los días 15 y 16 de septiembre cuando se realizaron el grito de independencia y el desfile militar. Momento en el cual se acercaron las autoridades para pedir que nos quitáramos, sin embargo nosotros nos mantuvimos firmes en nuestra decisión, mostrando combatividad incluso frente a la Guardia Nacional y el Ejercito quienes marcharon frente a nuestro plantón. Este acto demuestra que el único interés del Estado es que dejemos de hacer uso de nuestro derecho a la manifestación como forma de alcanzar la justicia y que en el fondo no existe la disposición de presentar con vida a los luchadores sociales.

Hoy continuamos con nuestro plantón popular, pues no descansaremos hasta alcanzar justicia para Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez. Nos hemos mantenido y nos mantendremos gracias a la solidaridad del pueblo que consciente de la lucha que impulsamos dona alimentos, cobijas, agua o aporta económicamente para las necesidades de nuestro plantón, así mismo, nos mantenemos con la solidaridad del pueblo que se hace presente, que va y participa en las actividades político culturales realizadas cada domingo, que se queda a dormir en el plantón, que nos acompaña a las actividades de agitación y reparte un volante.

Esa es la razón por la que lo nombramos plantón popular, pues lo mantiene el pueblo organizado y solidario que lucha por la presentación con vida de todos los detenidos desparecidos del país. Por eso es importante que sigamos aportando asistiendo al plantón, haciendo guardias, llevando alimentos, aportando económicamente, participando en las brigadas y pega de carteles, pues éste tambien es un espacio de formación que nos enseña la necesidad de luchar hasta alcanzar la justicia y una sociedad más justa, pues esa tambien era la lucha de Edmundo y Gabriel.

¡Por qué vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos!

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × four =