ArtículosEDITORIAL

Defender la soberanía es luchar por el socialismo

La defensa de la patria, la defensa de la libre autodeterminación económica y política de nuestra nación pasa necesariamente por la organización de la lucha del pueblo por la democracia popular y el socialismo, pues mientras sea el modo de producción capitalista el que determine todos los aspectos económicos, políticos y sociales estaremos atados al imperialismo norteamericano y a los intereses de las empresas de capital trasnacional de origen nacional y extranjero.

No sólo la política económica neoliberal creó títeres sometidos a los intereses económicos y políticos del imperialismo, desde el fin de la segunda guerra mundial y más ampliamente después del triunfo de la revolución cubana en 1959, diferentes funcionarios civiles y militares mexicanos sirvieron como agentes, informantes y protectores de las agencias de inteligencia norteamericana como la CIA, el FBI, el DEA e incluso el comando norte del ejército de Norteamérica.

Está documentado de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría eran informantes de las agencias de seguridad norteamericanas, hoy el mismo López Obrador declaró que la Secretaría Armada de México durante los tiempos de Calderón y Peña Nieto estaba supeditada a los intereses del DEA, del gobierno norteamericano en realidad.

El sometimiento de las fuerzas armadas y policiacas mexicanas al gobierno de Norteamérica sólo se explica por la subordinación y dependencia en materia económica al imperio.

¿Somos ya un país independiente y soberano en materia económica? No, lamentablemente no lo somos y la firma del nuevo T-MEC lo demuestra, así como el ser el primer socio comercial de los Estados Unidos (EU).

¿Somos un país donde los multimillonarios no determinen las leyes y la política económica? No, y  para ejemplo tenemos que no pasó la reforma eléctrica y que se ha pospuesto hasta septiembre la discusión sobre la Ley minera, de Aguas Nacionales y del Equilibrio Ecológico.

Así como hay militares y policías mexicanos al servicio del imperialismo hay diputados y senadores de todos los partidos, incluidos Morena, a su servicio; hay jueces y magistrados al servicio de las empresas como Iberdrola, pero también como las mineras Grupo México,  Grupo Dragón y de empresas como Tesla.

El imperialismo y la clase burguesa trasnacional no sólo tienen a sus aliados en los tres poderes de nuestro país, otro aliado incondicional es el lo que llaman crimen organizado, pues esos grupos paramilitares siempre han sido utilizados para imponer vía ilegal los intereses del imperialismo por medio del terrorismo de Estado, cuando se quieren guardar las apariencias dizque democráticas.

La trasformación posible de este gobierno se topa un día sí y otro también con la resistencia de lo más reaccionario de la clase burguesa trasnacional, cede para no agudizar las contradicciones, pero ceder, significa amarrar de manos al pueblo para que no expropie a los saqueadores, para que no expulse a los traidores del gobierno, del poder legislativo y judicial, para que no ejerza la democracia popular por vía directa y colectiva.

Ceder frente al imperialismo y el capital trasnacional significa ampliar y profundizar el poder de las fuerzas armadas, aunque como lo ha reconocido el mismo López Obrador hayan cometido crímenes por órdenes de civiles y no por voluntad propia. Las fuerzas armadas y policiacas son buenas según el presidente y son malas porque son tan leales que por no desobedecer son capaces de cometer crímenes que les ordena el poder civil. Como si eso los exculpara de la responsabilidad intelectual y material de las atrocidades que han cometido y siguen cometiendo contra el pueblo, pero nunca contra los grandes empresarios.

Las contradicciones entre el ejecutivo y el poder judicial por la negativa de que la Guardia Nacional pasara a ser parte del ejercito; las traiciones a las propuestas del ejecutivo desde los diputados y senadores de su propio partido no son más que expresión de los límites de este gobierno y del ejecutivo en específico, de su falta de confianza en la fuerza del pueblo organizada para modificar de raíz lo que determina nuestro presente y futuro: el modo de producción capitalista que significa la concentración privada y en pocas manos de los grandes medios de producción que permite la socialización de la producción de la riqueza, pero su apropiación individual.

Por eso insistimos, defender nuestra soberanía, es construir en el pueblo la conciencia proletaria que le permita organizarse con independencia de clase en lo ideológico, lo político y lo económico. Defender nuestra soberanía es ser los demócratas más consecuentes y los luchadores por el socialismo más congruentes.

Los socialistas consecuentes han sido en la historia los defensores más férreos del derecho de los pueblos a la libre autoderminación. En nuestra patria los hombres más honestos y más fieles a los intereses del pueblo son quienes han puesto el pecho a la intervención extranjera abierta y soterrada. En nuestra historia reciente quienes lucharon por el socialismo y la verdadera democracia enfrentaron a los alumnos de la CIA y del FBI en México para trasformar la injusta realidad que vivíamos, se enfrentaron al ejército y la Dirección Federal de Seguridad y por ello cientos están en calidad de detenidos desparecidos.

Por nuestras convicciones antiimperialistas, por nuestro amor a la patria y el respeto a la memoria de quienes han entregado su vida y dado lo mejor de sí para liberación de nuestro pueblo te invitamos a que te sumes a las actividades que desarrollaremos en el marco de la semana internacional del detenido desaparecido la última semana de mayo.

Exigir la presentación con vida de todas y todos los detenidos desaparecidos por el Estado mexicano es luchar por la democracia, luchar por la soberanía nacional, luchar contra la corrupción, la mentira y la hipocresía; luchar por su presentación con vida es luchar por el presente y el futuro sin neoliberalismo, sin capitalismo y sin los multimillonarios que tienen postrados a sus intereses a sus administradores en todos los gobiernos que se niegan a superar el capitalismo.

¡Presentación con vida de todas y todos los detenidos desaparecidos!

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 18 =