El pueblo debe luchar

El pueblo que se conforma de la clase trabajadora de la ciudad y el campo debe prepararse para luchar, luchar contra los grandes monopolios transnacionales como Iberdrola que se aferran a sus privilegios y pretenden continuar con su enriquecimiento a costa de la explotación de los trabajadores, el saqueo de nuestros recursos naturales y de los mecanismos de corrupción que todavía existen y utilizan.

El pueblo debe organizarse para salir a la calle y protestar, ya que los problemas inmediatos persisten y se agudizan: bajos salarios, abusos de los patrones, altas tarifas de agua, de electricidad, burócratas insensibles que parece hacen favores y no cumplen con obligaciones, inseguridad, falta de acceso a la salud y un sinnúmero de problemas más.

El pueblo debe prepararse para arrebatar de las manos a los Slim, a los Larrea, a los Salinas Pliego todos los medios de producción que nos han robado y gracias a los cuales se mantienen siendo los hombres más ricos de México. Debe prepararse para una lucha larga y difícil que significará arrancar de las manos de estos parásitos lo que puede mejorar radicalmente la vida de millones de compatriotas.

El pueblo debe prepararse para luchar, debe organizarse para luchar; el pueblo debe dejar a un lado el miedo y las medias tintas, no es momento de vacilaciones, no es momento de conceder nada a quienes siembran la desconfianza en nuestras fuerzas, debemos de hacer a un lado los argumentos que nos dicen es mejor conciliar, que no es momento de exigir se arranque el neoliberalismo de raíz y se comience con la derrota del capitalismo.

¿Cuándo se irán esos que desde los puestos del gobierno y desde todos los partidos desean que se profundice la política neoliberal?

¿Cuándo serán castigados funcionarios y exfuncionarios por todos los crímenes cometidos contra el pueblo?

¿Cuándo se acabará la corrupción, la explotación, el abuso de poder, la pobreza de millones y la inmoral riqueza de unas cuantas personas?

El pueblo debe luchar, el pueblo debe gritar, el pueblo debe organizarse y ejercer por vía de los hechos nuestros derechos constitucionales y nuestros derechos humanos a la libertad de expresión, de organización, de movilización; debemos por vía de los hechos expulsar a los funcionarios abusivos, a los patrones parásitos, a las autoridades corruptas, pues nadie hará por el pueblo lo que al pueblo le toca hacer.

¿De qué sirven los cambios legales, las conferencias mañaneras y los códigos morales de buena conducta si en el día a día los problemas de siempre persisten y no se solucionan?

Al pueblo organizado bajo sus propias banderas e intereses le toca luchar. ¿Para qué queremos a un Mario Delgado o a un Monreal como dirigentes? ¿Para qué queremos dirigentes que lo único que saben decirnos es que no hay que ir más allá en nuestras exigencias, que debemos ser pacientes y esperar con las manos extendidas las migajas del bienestar? Dirigentes que siempre están al servicio de la gran burguesía monopolista trasnacional.

El pueblo debe luchar y en esa lucha construirá a sus nuevos dirigentes, a quienes no se inclinarán frente a los argumentos de la pequeña burguesía que nos anima a confiar en los “buenos” y “humanistas” burgueses, dueños de los monopolios trasnacionales: autores intelectuales y ejecutores del neoliberalismo, sus principales beneficiados y quienes continúan aumentado sus riquezas hoy en día.

El pueblo debe organizarse y luchar; debe organizarse y estudiar; debe organizarse y gritar: debe organizarse y marchar; debe organizarse y expropiar, nacionalizar, arrancar de raíz el neoliberalismo y construir nuestro futuro de democracia popular y socialismo.

Si el pueblo no lucha por sí mismo nadie lo hará, pues todas las demás clases sociales fundan su fuerza en la explotación, opresión y desorganización de quienes gracias a nuestra fuerza de trabajo creamos la riqueza nacional  que unas cuantas manos continúan robando.

El pueblo debe luchar con tenacidad, bajo sus propias banderas, bajo sus propias consignas, bajo sus propias formas de organización, agitación y propaganda, de manera independiente de la burguesía asesina y la pequeña burguesía vacilante entreguista y liberal.

Es momento de luchar, pueblo, organízate, es momento de protestar, es momento de marchar, de gritar, de arrancar por vía de los hechos todo lo que significa lo neoliberal en todos los aspectos de la vida económica, política y social.

El pueblo debe luchar y si lo hacemos, la bandera de la patria, del decoro nacional, de la independencia, de la defensa de la soberanía ondeará alto y lograremos vivir con dignidad.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

two × 2 =