ArtículosEDITORIAL

Expropiar a la oligarquía y a los oligarcas

La oligarquía moderna es producto del sistema de producción capitalista. Sobre millones de trabajadores asalariados, de proletarios y de pequeños propietarios un puñado de empresarios multimillonarios imponen sus leyes para explotar al máximo la fuerza de trabajo de millones de seres humanos y saquear los recursos naturales, todo con el objetivo de obtener el máximo de ganancia que se apropian legalmente.

Últimamente, dice el jefe del ejecutivo, que este gobierno ya no está al servicio de la oligarquía, pero nunca  dice los nombres de los oligarcas, es hasta la última confrontación del gobierno con Germán Larrea que los periódicos, periodistas y comentaristas hablan abiertamente del aumento de su riqueza y algunos hasta se atreven a decir que es una persona que no respeta las leyes y que actúa en la impunidad.

Sin embargo, no se dice claramente que Germán Larrea es tan sólo uno de los oligarcas de los varios que existen en el país y conforman la oligarquía.

Por esta razón es necesario volver a publicar los nombres y fortunas de algunos de los oligarcas que imponen sus intereses económicos y políticos a toda la sociedad que no forma parte de su exclusivo grupo de ladrones con traje.

Al terminar esta lista el pueblo debe juzgar si efectivamente el poder económico no controla el poder político y si éste muy a su pesar no logra demostrar que, a final de cuentas, los intereses económicos de una minoría están por encima de los intereses del resto de la sociedad.

Y la lista comienza con:

1. Carlos Slim Helú. Fortuna aproximada de 93, 000 millones de dólares (mdd).

2. Germán Larrea. Fortuna aproximada 26, 600 mdd.

3. Ricardo Salinas Pliego. Fortuna aproximada 10, 900 mdd.

4. Alejandro Bailléres Gual. Fortuna aproximada 6, 900mdd.

5. María Asunción Aramburuzabala. Fortuna aproximada de 6, 200 mdd.

6. Juan Beckmann Legorreta. Fortuna aproximada de 4, 500 mdd.

7. Rufino Vigil González. Fortuna aproximada de 4,000 mdd.

8. Karen Beckmann Legorreta. Fortuna aproximada 3,200 mdd.

9. Antonio del Valle Ruiz. Fortuna aproximada 3,200 mdd.

10. Carlos Hank Rhon. Fortuna aproximada  3,000 mdd.

Esta es la oligarquía de origen nacional, porque faltan aquí los nombres de todos los bancos de origen extranjero que saquean al país y las grandes empresas trasnacionales como Wall Mart, las mineras Gold Corp, Mexichem y Endeavor Silver y otras más.

Para esta oligarquía gobernaban los gobiernos panistas y priístas y para esta oligarquía también gobierna el actual presidente, aunque él diría que no sólo para ella, sino también para todos los mexicanos.

Sin embargo, después de cuatro años y medio de gobierno, esta oligarquía ¿está más debilitada? ¿Esta oligarquía se subordina al poder político? En verdad, ¿Se ha logrado separar el poder político del poder económico?

Es decir los intereses económicos de estos oligarcas ¿ya no determinan en nada las decisiones de este gobierno?

Sería muy difícil afirmar que el poder político, es decir el jefe de gobierno no ha hecho todo lo posible por no confrontarse con los empresarios y que no ha adoptado medidas económicas y políticas que los fortalecen económicamente y políticamente.

¿No acaso los bancos han tenido mayores ganancias que en los tiempos de abierto neoliberalismo?

¿No acaso Germán Larrea y Carlos Slim han aumentado su fortuna hasta ser equivalente a la riqueza de toda América Latina y el Caribe?

¿No acaso todos los oligarcas tienen participación en la construcción de los grandes proyectos de infraestructura de este gobierno: Tren Maya, Tren Interoceánico, Dos Bocas, etc.?

¿Se ha juzgado en este gobierno a los oligarcas por sus delitos?, ¿se juzgó a los ex presidentes?

Las confrontaciones con los empresarios durante este sexenio sólo expresan las contradicciones entre la forma de desarrollar el capitalismo, son contradicciones no fundamentales entre quienes representan los intereses de la burguesía como clase y de la oligarquía como la parte más rica y poderosa y quienes dicen querer mejorar las condiciones de vida del pueblo de manera estructural.

No podemos negar que los grandes proyectos de este gobierno generan empleos, pero tampoco que aumentan las ganancias de los grandes empresarios en proporciones mucho mayores que los aumentos salariales, no podemos negar que crear diez parque industriales en el trayecto del Tren interoceánico crearán empleos, pero tampoco podemos negar que la proletarización de los campesinos no es la solución para terminar con la desigualdad y la explotación.

Gobernar para todos no significa gobernar de la misma manera para todos, no es lo mismo gobernar para la oligarquía que gobernar para el pueblo trabajador que explota esa oligarquía y a quien le niega constantemente los derechos laborales con total impunidad.

No se puede gobernar de la misma manera para el explotador que para el explotado, para el opresor que para el oprimido…luchar por los intereses del pueblo significa lesionar los intereses económicos y políticos de la oligarquía, y no sólo eso significa dejarlos en segundo plano, cosa que no ha sucedido en este sexenio, pues el crecimiento de las cifras de las riquezas de los oligarcas lo demuestran.

Mientras exista capitalismo, sea cual sea su forma de gobierno, la oligarquía no desparece, no pierde poder, por esta razón, volvemos a explicar que sólo expropiando a esa oligarquía los grandes medios de producción podrá haber alivio y bienestar para el pueblo trabajador.

A la oligarquía se le debe nombrar, a los oligarcas mencionarlos con nombres y apellidos, a la oligarquía se le debe expropiar por el bien del pueblo y para recuperar la independencia y la soberanía nacional.

En la trasformación social no hay medias tintas, no se puede estar bien con los oligarcas y bien el pueblo trabajador, el pueblo no debe confía en los oligarcas, el pueblo debe organizarse y luchar contra la oligarquía, el pueblo debe poner sobre la mesa la necesidad de superar el modo de producción capitalista para terminar con la dominación de la oligarquía.

La democracia popular y el socialismo es el único camino, por ello hay que expropiar a la oligarquía.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen + seventeen =