Hostigamiento y amenazas por parte de jurídico de la UNAM contra el Cubículo Julio Antonio Mella de la OLEP en la FCPyS-UNAM-CU

Ciudad de México a 15 de Agosto de 2022

Antecedentes:

El día de hoy, 15 de agosto de 2022, realizaremos un foro llamado Recuperemos la Memoria, exijamos la Verdad y hagamos Justicia. Desde la semana pasada estuvimos realizando actividades de agitación, pega de carteles y periódicos murales para invitar a la actividad está enmarcada en la sentencia a favor de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez dictada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación el pasado 10 de agosto de 2022.

Cabe recordar que como organización participamos del Plantón Popular frente a la SCJN el cual fue motivo de hostigamiento por parte de personal del Centro Nacional de Inteligencia y por alrededor de 800 granaderos el pasado 09 de agosto.

En este sentido, nos parece cuanto menos llamativo que las autoridades acudan con tanta insistencia a hostigar a los compañeros el día de hoy después de una larga cadena de violaciones a derechos humanos por parte de autoridades de los diferentes niveles de gobierno hacia quienes estamos luchando por la presentación con vida de Edmundo y Gabriel y de los más de 100 mil detenidos-desaparecidos del país.

Hechos:

Alrededor de las 8:30 am se acercó un trabajador de la Universidad Nacional Autónoma de México a la mesa de venta de café que tenemos afuera del cubículo Julio Antonio Mella, ubicado en la planta baja del edificio B de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales – UNAM para decirnos que no se podía tener la mesa ahí sino que tendríamos que estar dentro del cubículo.

El trabajador indicó que fue el jefe de mantenimiento quien lo envió quien dio “un paseo” y vio la cafetera y envío al trabajador. Se comentó que si venía el jefe de mantenimiento se podría dialogar, situación a la cual accedió pero jamás sucedió.

En lugar de esto llegó personal del jurídico de la UNAM y otra persona también de la UNAM vestida de civil. Ninguna de las dos personas se identificaron con nombre, también se acercó una persona de mantenimiento indicando que debíamos quitarnos y luego llegó otra persona de mantenimiento diciendo lo mismo quedándose todos ahí insistiendo en que nos quitáramos.

El jurídico mencionó que el abogado del patronato ya estaba en camino, se le dijo que estaba bien, que dialogaríamos a lo cual mencionaron que patronato no iba a dialogar, simplemente nos iba a quitar la máquina.

Terminó el diálogo y nos mantuvimos realizando nuestras actividades.

El cubículo Julio Antonio Mella en la UNAM es un espacio de construcción colectiva donde nosotros como Organización de Lucha por la Emancipación Popular realizamos talleres, pláticas, foros, exposiciones de arte. Es un espacio de denuncia acerca de las problemáticas que vive el pueblo fuera y dentro de las aulas de la Universidad y punto de encuentro entre los estudiantes y el pueblo trabajador que lucha por sus derechos, por vida digna, por democracia popular y socialismo.

Al mismo tiempo, alberga nuestro proyecto económico denominado “Café Mella” en honor al joven revolucionario cubano Julio Antonio Mella. Este proyecto nos ayuda a financiar las actividades que tenemos como organización dentro y fuera del cubículo así como a poder aportar a otros procesos de lucha organizada.

Así nos preguntamos ¿Por qué patronato UNAM no va a desalojar a los PUMAS que han usurpado el estadio de CU durante años y se ha demostrado no sólo no pagan sino que la Universidad les regala de 40 millones de pesos al año? ¿Por qué el jurídico de la UNAM no resuelve los casos de acoso y hostigamiento sexual dentro y fuera de las aulas de la Universidad que tanto han denunciado las compañeras estudiantes? ¿Por qué la Universidad mantiene formas neoliberales de contratación y sueldos indignos a los profesores de asignatura pero, eso sí, cobra cerca de 5 mil pesos de renta por los pequeños locales que están en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM? ¿Ese dinero para dónde va? ¿Acaso jugar con el dinero del pueblo no es pecado social?

Denunciamos estos actos de hostigamiento por parte de las autoridades Universitarias y exigimos terminen de una vez y para siempre. Hacemos responsables a las autoridades de la Universidad de la integridad física y psicológica en contra de cualquier integrante o colaborador de la OLEP así como de los bienes materiales que tenemos a resguardo dentro del cubículo Julio Antonio Mella.

Nosotros seguiremos luchando y trabajando para construir una universidad democrática, donde el pueblo sea el actor principal y no las garrapatas neoliberales.

¡Luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer?

Organización de Lucha por la Emancipación Popular

Personal de Vigilancia UNAM que fue a decirnos que quitáramos nuestra mesa de café

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =