Los negocios, primero; la educación, después

En el discurso de la 4T es inminente el fin del neoliberalismo; con la nueva política económica tendremos por delante el bienestar popular antes que los negocios de unos cuantos, dice el discurso presidencial.  Sin embargo, para varios gobiernos que representan a la 4T en estados o municipios siguen por delante los negocios jugosos de sus socios empresarios antes que ver por un derecho que le corresponde al pueblo.

Tal es el caso del municipio de Tecamachalco, Puebla, en donde la alcaldesa Marisol Cruz, quien terminó este año su gestión neoliberal y quien llegó al poder bajo el cobijo del Morena, impuso su ley y los intereses económicos neoliberales de sus allegados.

En su último año de mandato (finales de 2020), la alcaldesa ordenó derrumbar una de las primeras escuelas pertenecientes a la cabecera municipal para construir un lujoso mercado o centro comercial. Todo esto bajo el discurso de que la vieja escuela estaba en pésimas condiciones a causa del temblor del 19 de septiembre del 2017.  Cabe mencionar que la escuela secundaria “Jesús Reyes Heroles” daba cobijo a una nueva generación de alumnos, además de que en sus instalaciones se llegaban a impartir diferentes cursos, como enfermería y estilismo.

Cuando se supo sobre el proyecto, un grupo de maestros, ciudadanos y exalumnos comenzaron a exigir que se cancelara el proyecto y no se derrumbara la escuela. Lograron crear una resistencia civil con la cual llegaron a recolectar firmas de apoyo para presentarlas al gobernador del estado. Durante semanas convivieron fuera las instalaciones y ofrecían mítines para obtener las firmas. La gente hizo una barrera para evitar que las máquinas pudieran comenzar su cometido; sin embargo, el 17 de diciembre de 2020  la alcaldesa, con el apoyo de la policía estatal y la Guardia Nacional, deshizo la barrera humana y comenzó la destrucción de la escuela dos días después.

Solamente así, con la colaboración de la autoridad municipal, estatal y federal pudieron derribar la escuela. Nos queda claro que la política de muchos representantes de la llamada “Cuarta Transformación” está a favor de los negocios de unos cuantos.

En el caso de Tecamachalco, como en el caso del proyecto “Conjunto Estadio Azteca”, en la Ciudad de México, el gobierno nos vendió el mercado con la idea del progreso y de la creación de empleos, lo que no dicen es que los que van a tener la oportunidad de abrir su negocio dentro del nuevo mercado no son los vendedores ambulantes, o que van al día, sino los que siempre han tenido los negocios del municipio en sus manos, como es el caso de la rectora de la Universidad Tecnológica de Tecamachalco, íntima amiga de la alcaldesa del Morena.

Ya veremos si el actual alcalde de Tecamachalco, quien también llegó bajo la bandera del Morena, cumple su promesa y transforma la actual construcción en escuela al servicio de la niñez y de la juventud en nuestro municipio y sus alrededores, ya veremos si de verdad es real eso de que primero el pueblo y después los negocios de unos pocos. Consideramos importante que la sociedad se organice y defienda sus derechos tal como lo hicieron los maestros y el pueblo que lucharon hasta el último momento por el derecho a la educación contra un gobierno defensor de los intereses económicos de la clase privilegiada.

¡Terminar con el neoliberalismo
de raíz, para construir el socialismo!

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

sixteen − 11 =