Manipulación, ideología y comunicación

No existe la neutralidad

CUANDO VEMOS EL ENCABEZADO de un periódico, un noticiero de televisión o escuchamos un programa de radio estamos lejos de imaginar que éstos nos manipulan y que nuestro pensamiento y opiniones son dirigidos por los poseedores de los medios masivos de comunicación (las televisoras, las radiodifusoras, las redes sociales, etc.), que no son otros que los grandes burgueses, mismos que son los dueños de los medios de producción y forman parte de la clase social que domina económica e ideológicamente nuestras vidas a través de la explotación y el terrorismo de Estado.

Como la clase dominante se hincha los bolsillos con dinero es muy conveniente para ésta hacer de la comunicación un negocio y, además, un arma de dominación, al dirigir gustos y opiniones políticas en muchas personas.

A las ganancias económicas que obtiene la burguesía que posee los medios de comunicación se suma la posibilidad de reforzar su dominación ideológica de la minoría sobre la mayoría de la sociedad.

Para poder tener claridad sobre estos procesos y encontrar una solución ante el bombardeo de noticias y videos que a diario nos dan los medios burgueses, es necesario saber qué opciones tenemos como pueblo ante la avalancha de mentiras y dosis de adormecimiento que día a día nos dan estos medios.

La comunicación se manifiesta en todos los ámbitos de nuestras vidas, es un proceso en el cual transmitimos nuestros pensamientos y compartimos con los demás nuestro sentir, nuestros sueños, temores y aspiraciones. La comunicación nos permite trabajar, estudiar y desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida, sin este intercambio de ideas y conocimientos hubiera sido imposible el avance de la humanidad. La forma y evolución de la comunicación y sus medios son constantes y siempre estarán en continuo cambio, pero mientras la humanidad se desenvuelva en una sociedad de ricos y pobres debemos saber que la comunicación no será en beneficio de toda la sociedad sino de la minoría rapaz que nos domina.

Los medios masivos de comunicación son un arma que sólo poseen los poderosos y que se perfecciona para someternos y aceptar como habitual y normal la miseria e injusticia, en la que un puñado de parásitos viven a nuestras expensas.

Muchas veces sin darnos cuenta repetimos lo que en los noticieros se dijo mil veces al día, dando la versión de los burgueses, quienes siempre cuidan sus intereses, mientras que el pueblo obviamente queda fuera. Quienes vivimos el infierno del capitalismo nunca tenemos derecho de réplica.

Por todo lo anterior, es muy importante contar con medios de difusión del pueblo, como lo es nuestro querido periódico FRAGUA, en el que exponemos a los verdaderos verdugos del pueblo, los explotadores, esos que sólo viven a expensas del trabajo ajeno.

Sabemos que sólo cuando el pueblo trabajador y organizado tenga en sus manos todos los medios de producción, lograremos una vida digna en la que los medios de comunicación masivos serán un instrumento que todos utilicemos en beneficio de la sociedad.

Debemos luchar por la democracia popular y el socialismo para que los medios de producción pasen a las manos de la mayoría. Te invitamos a que conozcas a través de nuestro periódico las propuestas y nuestro análisis hechos desde el lado del pueblo trabajador de cual todos quienes integramos la Organización de Lucha por la Emancipación Popular somos parte.

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección de Análisis del No. 57 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), septiembre, 2020.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + three =