La realidad detrás de los recortes a la investigación

Ciencia, presupuesto y salarios”

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC), a cargo de la Dra. Estela Susana Lizano Soberón y el Dr. José Luis Morán López, éstos tomaron la decisión de liquidar a todos sus empleados en el mes de mayo del presente año. Dicha liquidación violenta nuestros derechos como trabajadores ya que en primer lugar no tiene justificación ni sustento legal, debido a que:

Nos realizaron una llamada telefónica, para darnos aviso de nuestra liquidación.

Retuvieron los pagos correspondientes del mes de junio, así como del aguinaldo, y la prima Vacacional del presente año.

Nos dieron a firmar un convenio, el cual no tiene sustento jurídico ni garantiza el pago de nuestra liquidación, actuando de mala fe, ya que nos dijeron que nos pagarían a finales del mes de agosto del presente año y algunos compañeros lo firmaron.

Nos dieron de baja en el Seguro Social, violentando nuestro derecho a la seguridad social en plena pandemia.

Cabe mencionar que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conacyt) y la Academia Mexicana de Ciencias firmaron convenios de colaboración desde el año 1996 a la fecha, ya que la AMC depende de 80% de los recursos destinados por Conacyt para su funcionamiento.

Asimismo manifestamos que:

No somos parte de la clase élite de investigadores, directivos y mandos medios que quieren mantener privilegios a costa del presupuesto federal, sino más bien somos parte de la clase trabajadora que simplemente exige se respeten los derechos laborales con el pago íntegro e inmediato de nuestra liquidación.

Dichos recortes presupuestales no afectan directamente a esta élite, que se han visto beneficiados a lo largo de la época neoliberal, ya que tienen plazas y/o puestos en diversas Universidades, pero sí nos vemos afectados directamente como clase trabajadora ya que, debido al despido injustificado, nos quedamos sin empleo y sin seguridad social en plena pandemia y nos vemos en la necesidad de buscar trabajos u oficios mal pagados para poder sacar a nuestras familias adelante.

Laboramos en la AMC alrededor de 12 años y en el caso de algunos compañeros por más de 25 años y el trato hacia nosotros ha sido de una manera inhumana, ya que no tenemos respuesta alguna ni de su coordinación ejecutiva, legal ni consejo directivo, violentando nuestro derecho a la información y al trabajo digno, entre otros.

También hacemos referencia de la retención de más de tres meses de sueldo (marzo– mayo 2020) ya que el Conacyt no liberaba los recursos y hasta el momento no los libera, esto con la finalidad de que el presupuesto asignado en el mes de septiembre de 2020 a la AMC (aproximado a 25 millones de pesos) sea prioridad, para que nos realicen el pago de las prestaciones laborales de este año que se nos adeudan (mes de junio, parte proporcional del aguinaldo, prima vacacional, así como para liquidarnos conforme a derecho y en una sola exhibición).

La Academia Mexicana de Ciencias, durante el año 2020, ha tenido una recaudación aproximada de $1 348 500.00 pesos; sin embargo, se ha negado a pagar liquidaciones, por lo que pedimos se haga una auditoría y revisión de sueldos, para que, de los recursos que tiene y que le asignó el Conacyt a la AMC durante el mes de septiembre de 2020, sean pagadas nuestras liquidaciones como prioridad.

La difícil situación en que nos encontramos como madres trabajadoras, y jefes de familia es no contar con ingresos que solventen las deudas adquiridas, debido a la retención de salarios y al despido injustificado, (no tuvimos acceso al seguro de desempleo de la CDMX, ya que nos dieron de baja en el IMSS el primero de julio de 2020  y la plataforma está inhabilitada), la educación, salud y alimentación de nuestros hij@s se vio vulnerada, ya que la AMC tenía conocimiento del despido laboral de nuestros cónyuges, por lo que somos l@s únicos en aportar ingresos a nuestras familias.

Hacemos mención a lo que transmitió el presidente de la República, por medio de su conferencia matutina, en la que dijo: “Se tiene que llevar a cabo un diálogo y hacer valer los derechos de los trabajadores”.

Nuestra intención no es defender al investigador consolidado que sólo llega a firmar el término de la investigación, cuando el que realizó todo el trabajo fue un estudiante, tampoco queremos justificar ni defender a los miembros de la AMC, directivos y mandos medios que quieren seguir manteniendo los privilegios de la época neoliberal.

Simplemente deseamos sensibilizar a las autoridades correspondientes para que nos liquiden conforme a derecho lo que por ley nos corresponde y para defender lo que, con trabajo, esfuerzo, sacrificios y humillaciones, realizamos durante más de 12 y 25 años en la Academia Mexicana de Ciencias.

Ciudad de México a 27 de septiembre de 2020.

Trabajadores de la Academia Mexicana de Ciencias

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección Colaboración del No. 58 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), octubre, 2020.

Nuestras redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua

Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Correos electrónicos: olep.contacto@gmail.com y fragua.olep@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × two =