Plantón por la Verdad, la Justicia y la Libertad en la Ciudad de México

Ciudad de México, miércoles 01 de septiembre de 2021

La Organización de Lucha por la Emancipación Popular (olep) participó en las diferentes actividades realizadas para la instalación, permanencia y término en la Ciudad de México (cdmx) del plantón por la Verdad, la Justicia y la Libertad en el marco de una jornada de lucha impulsada por los compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (fnls) y apoyada por otras organizaciones populares y de derechos humanos que conforman la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada en México, todas las actividades tuvieron como marco general el 30 de agosto, día internacional del detenido desaparecido.

El presente artículo tiene como uno de sus objetivos agradecer la solidaridad que nos permitió como organización ser partícipes de esta jornada de lucha, queremos por este medio reconocer a los compañeros integrantes o colaboradores que hicieron posible con comida, recursos económicos o tiempo la realización de diferentes actividades en todos los lugares donde se realizaron. También queremos agradecer y reconocer al pueblo que se solidarizó aún sin conocernos y que como un gesto de instinto de clase proletaria o de conciencia de clase proletaria colaboró para culminar nuestras diferentes actividades.

Dicho lo anterior compartimos algunas reflexiones políticas urgentes y necesarias antes de que las nuevas y cotidianas tareas vuelvan a absorber la mayoría de nuestro tiempo y esfuerzo.

La primera conclusión es que el propio gobierno de la cdmx viola la constitución que lo rige y los derechos humanos, pues las actividades en el marco del 30 de agosto día internacional del detenido desaparecido son un ejercicio de Memoria y los gobiernos deben de abstenerse de limitarlos, condicionarlos o impedirlos.

En este caso no se nos impidió aunque lo intentaron; limitaron las actividades de información, enviaron a personas a arrancar los rostros de los detenidos desaparecidos, de las presas y presos por motivos políticos.

Pese al intento de no permitir que la marcha accediera frente a palacio nacional, una movilización donde participaban víctimas de desaparición forzada, familiares de luchadores sociales ejecutados extrajudicialmente y de presos políticos algunos de ellos víctimas de tortura también.[m1] 

El ejercicio de actos de Memoria no deben ser impedidos, condicionados u obstaculizados por el gobierno, pues estos actos reivindican los derechos de las víctimas: Memoria, Verdad, Justicia, Reparación integral del daño.

La segunda conclusión es que no es lo mismo luchar desde el movimiento democrático, popular e independiente que desde el movimiento que sólo tiene reivindicaciones inmediatas, corporativizado o hecho gobierno.

Cuando el movimiento no responde a los intereses del gobierno ni de quienes lo respaldan no es noticia, es más se hace un vacío a las diferentes actividades de propaganda de agitación, culturales, así pues ninguna empresa de comunicación impresa sacó notas sobre el plantón, las actividades y menos de la marcha que se realizó el 30 de agosto, aunque debemos reconocer que sólo una de estas empresas sacó una nota de cuando se levantó el plantón.

La comunicación no es neutral ni el ejercicio de la misma, esto nos reafirma la necesidad de que nuestro periódico fragua siga existiendo, se siga imprimiendo y se siga distribuyendo entre el pueblo por medio de la agitación y la propaganda.

Nuestro periódico no es neutral, no es imparcial porque es la voz y el pensamiento de la clase proletaria, nadie que no sea el pueblo por medio de su cooperación voluntaria sostiene su producción y nadie que no sea o no intente ser proletario en su conciencia le da vida a nuestro periódico.

fragua debe expresar lo que las empresas de comunicación callan y ocultan, nuestro periódico debe expresar el pensamiento de la clase proletaria, la interpretación científica de la realidad sin vulgarizar los conceptos e ideas, pero con un lenguaje al alcance de las amplias masas.

La tercera conclusión se funda en que durante la realización de esta Jornada nos tocó que algunos funcionarios menores de gobierno que fueron en algún momento parte del movimiento independiente o son como nos lo dijeron militantes de organizaciones que se dicen socialistas.

 ¿Qué tiene que hacer un militante socialista trabajando en el área de regulación comercial del gobierno de la cdmx?

¿Por qué un socialista debe obedecer órdenes para retirar a los compañeros que para mantener la independencia económica venden y hacen trabajo de denuncia política contra la injusticia?

Nuestra conclusión es que no son socialistas consecuentes aunque lo sean de palabra y que esos funcionarios menores son el reflejo de sus dirigentes que tienen puestos en Morena o en el gobierno de la cdmx o federal.

Esos socialistas de gobierno, no han logrado hacer virar este gobierno hacia la “izquierda”, más valdría que se apresuraran porque el sexenio va a la mitad y ni luces de su trabajo político al interior del gobierno, tal vez ellos, como el jefe del ejecutivo que dictaminó que los dueños de la empresa lechera Lala [m2] dejaron de ser conservadores. Ahora pensarán que los mercenarios de la política o los empresarios políticos enquistados en Morena dejarán de representar la ideología burguesa y sus intereses económicos y políticos para arroparse con la bandera roja del comunismo…habrá que ver cuándo Monreal o Sánchez Cordero se declaran seguidores de Marx, Engels, Lenin y Trotsky.

No es lo mismo luchar desde la calle y trabajar para luchar que “luchar” desde los puestos de gobierno. Nunca lo ha sido y nunca lo será.

No decimos que no aspiramos a ser gobierno, pero la fuerza política de las masas se construye de diferentes maneras, una independiente y otra subordinada a la burguesía o a la pequeña burguesía, nuestro camino es la independencia, la democracia, la combatividad…más difícil, cierto, pero más sólido.

La cuarta y última conclusión es que por más cursos de derechos humanos que le den a los granaderos que dice la jefa de gobierno que ya no lo son, su función fundamental son intimidar, limitar el ejercicio de la protesta popular y en su caso agredir al pueblo.

La “queja” de los granaderos fue que se les hablaba con falta de respeto, pero cuando se preguntó por un ejemplo no dijeron nada y no dijeron nada porque es falso, el pueblo consciente de sus derechos, el pueblo que lucha por la democracia popular y el socialismo, el pueblo que ha hecho suyo el dolor y el sufrimiento de las víctimas de la represión política no le falta al respeto al pueblo que está uniformado, pero tampoco va a dejar de ejercer sus derechos constitucionales y sus derechos humanos porque la policía diga que se le habla con falta de respeto sin ser verdad.

La prepotencia, la soberbia, la intimidación por medio de sus escudos y los toletes siguen distinguiendo a la mayoría de los cuerpos policiacos entrenados para reprimir la protesta popular, eso significa que no hay garantías de no repetición, significa que cuando los vientos políticos cambien volveremos a vivir las represiones masivas que se vivieron, para no ir muy lejos, con el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

En la olep somos pueblo organizado, luchamos por mejorar las condiciones de vida y de trabajo de todos los que no son dueños de los grandes medios de producción, queremos trabajo digno y salarios justos para todos, queremos seguridad social y justicia para todos; queremos la democracia popular y el socialismo, no hay delito en ello, ni existe contradicción en exigir la libertad de los presos políticos y la presentación de todas y todos los desaparecidos de manera forzada con el hecho de luchar para que el capitalismo, la clase burguesa que nos oprime y explota y su Estado den paso a que los intereses de la humanidad sean representados por sobre sus mezquinos intereses económicos.


¡Por la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos en el país!
¡Por la libertad inmediata e incondicional de todos los presos políticos!
¡Luchar, luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!

Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =