Posicionamiento de la Organización en Lucha por la Emancipación Popular, respecto a la imposición del código QR para entrar a las instalaciones de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Ciudad de Puebla de Zaragoza, 07 de septiembre de 2022

La pandemia de la COVID 19, puso en alerta a la humanidad, debido a la inmediates y rápida propagación de la misma y que arranca día con día miles de vidas de personas en el globo, pero que principalmente tiene un impacto mayor entre el pueblo trabajador debido a las contradicciones del sistema capitalista, pues el desempleo y aumento en los costos de los bienes de consumo así como servicios, complican aún más la situación de pobreza de millones de personas en el mundo.

Diferentes gobiernos utilizaron la pandemia para adoptar medidas de tipo coercitivas en diversos aspectos de la vida social, en este sentido también las autoridades de diferentes universidades alrededor del país y en concreto la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) aprovecharon para aumentar la medidas de control político, pues han recurrido al uso del código QR para permitir el acceso a sus instalaciones.

Esta forma de control político y social se justifica principalmente, con el hecho mismo de la pandemia, no obstante, previo a la misma, en diversas ocasiones las autoridades de la BUAP han recurrido a otro tipo de argumentos que giran en torno a la “seguridad” de la comunidad universitaria, ya sea contratando cuerpos de seguridad, que no figuran en el estatuto orgánico de la universidad y que, por tanto, no están regulados, así como en el uso de cámaras etc.

 De fondo estas medidas, disfrazadas con frases como “La nueva cultura universitaria” llevan la intención del control político, que pretenden desmovilizar a la comunidad universitaria y amoldarla no a los valores que dicen inculcar, sino, a callarla de cara a las múltiples irregularidades que se presentan al interior de la máxima casa de estudios. Frente a esa situación  cabe recordar que en el artículo 11 del estatuto orgánico de la BUAP, se establece que ésta percibe sus ingresos de las partidas y subsidios que otorgan los gobiernos federales, estatales y municipales, por tanto, son los contribuyentes los que aportan a la universidad y al estudio de los universitarios, en este sentido el carácter de la universidad es y debe ser popular y no se debe condicionar la entrada al uso del código QR.

Desde OLEP, rechazamos cualquier forma de control político, que atente contra las libertades democráticas de profesores, trabajadores y  estudiantes y su libertad critica. Que los limite o aparte de las decisiones que se toman desde las instituciones, pues es en los universitarios, planta docente y trabajadores, donde radica verdaderamente la autonomía; así mismo, exigimos a las autoridades de la universidad respeten carácter laico, público y gratuito de la educación, pues de ella dependen los hijos de los obreros, trabajadores, y campesinos a la cual tienen derecho.

La Universidad es del pueblo y para el pueblo, se debe al mismo y es obligación de todos luchar para evidenciar que las medidas de control político de los estudiantes, trabajadores y maestros son medidas policíacas que pretende evitar la organización de la comunidad universitaria para luchar por nuestros derechos y los derechos de toda la población.

Los neoliberales y el neoliberalismo continúa y se expresa en medidas como estas que además pretenden ahondar la división entre las luchas del pueblo y las luchas independientes y democráticas que existen fuera de las aulas de la universidad.

¡Por la unidad obrera campesina y estudiantil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

fifteen − 13 =