Ricardo Anaya: la telenovela de la impunidad

Pollito en fuga

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen,

como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa.”

Carlos Marx: El 18 brumario de Luis Bonaparte

Los habitantes de estas latitudes somos testigos de uno de los grandes retos que enfrenta la Cuarta Transformación (4t), ¿dará inicio el llamado juicio en contra de la corrupción de sexenios anteriores o solamente seremos espectadores de un gran show entre integrantes de la clase burguesa? Neoliberales vs populistas, ¿se hará justicia al fin, ante la hasta hoy impune burocracia dorada? ¿Se impondrá el escándalo mediático o la justicia popular?

Ricardo Anaya Cortés, personaje producto de la clase burguesa neoliberal que ha generado ganancias a costa del hurto, corrupción y robo de nuestros recursos petroleros, fue candidato presidencial por la coalición “Por México al Frente” en 2018, hoy es prófugo de la justicia: el viento cambia. Ha incumplido una orden de presentación en el Reclusorio Norte el pasado 14 de febrero y está fuera del país. Su caso es similar al general Cienfuegos y su relación con el narco, Rosario Robles en la Estafa Maestra, Lozoya con Odebrecht. Todos pura corrupción neoliberal capitalista, ejemplos de impunidad, hasta el momento, lentos procesos judiciales.

El panista Ricardo Anaya, que tuvo una exitosa carrera política, cuadro de ultra derecha, fue rival de López Obrador en 2018. El abogado que se parece al pájaro chingolo que está presente, pero pone sus huevos en otro continente, aprovechó la coyuntura de violencia en el país, teniendo una dualidad perversa: permanecer en México, mientras su familia tiene años en Atlanta, eu. Los  gastos de vuelos fueron cubiertos con dinero del pueblo, mientras ocupó cargos públicos: circulando de senador a diputado. En fin, historias de enriquecimiento ilícito, relación empresarial con socios internacionales, creación de empresas y formas de enriquecimiento gracias a los recursos nacionales.

Cuando el caso llegó al terreno judicial, debió presentarse el 14 de febrero de 2022 en el Centro de Justicia Penal del Reclusorio Norte para comparecer de forma presencial como presunto responsable de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa, delitos que fundamentó la Fiscalía General de la República que no está controlada por sus cómplices podría negarle la prisión preventiva. Su proceso de minoría rapaz está relacionado con sobornos que entregó el exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, para la aprobación de la reforma energética en el sexenio de Peña Nieto, caso de gran impacto al estar involucrados varios senadores, quienes simplemente contemplan, como aves de rapiña, cómo se resuelve el problema a pesar de haber dado su voto. Este es un ejemplo nítido de  la corrupción operante en estas “módicas” compras, vínculos de la podredumbre presente en la coyuntura nacional.

Decimos que nos preocupa este asuntopúblico de suma importancia, no solamente porque es un espectáculo de videos fanfarrones (“ya te perdimos, Andrés Manuel, te volvió loco el poder”, llora “Canallín”), sino por los tiempos en la mañanera, los golpes de pecho de los actuales funcionarios de la 4t, las declaraciones de bandos de derecha, reformistas, socialdemócratas, priistas de izquierda, pre candidatos y demás fauna de la clase política.  A veces, la lucha parlamentaria, refleja las contradicciones de los integrantes de la burguesía en el capitalismo y sus instituciones, no pueden ocultar el conflicto de clases en su seno. Esta representación es una sensacional clase de historia política del presente: ¿florecerá una guerra mediática o si se encerrará al precandidato panista? Misterio por resolver.

Apuntamos que es un show, ya que la carpeta tiene 137 mil fojas, siendo este uno de los motivos en el primer aplazamiento por el abogado defensor y que será razón linchamiento político o clamores de revancha política no solamente en lo mediático, sino por los tiempos y que corren los sucesos que transitan. La audiencia fue aplazada por tercera ocasión ante el juez Marco Antonio Fuerte Tapia, quien condicionó que “Canallín” debería de estar presente. Cabe señalar que anteriormente, el juez pospuso la audiencia por infección de Covid.

La conclusión de esta novela política, está por verse, las expectativas son grandes o simplemente un nuevo espectáculo mediático con globos de cantoya, pero nosotros, el pueblo, comprendemos, los alcances de la justicia en estos tiempos de canallas con referencia al prófugo panista en EU, donde anda vendiendo la residencia millonaria, producto de sus corruptelas.

El neoliberalismo debemos arrancarlo de raíz, como dice nuestra consigna, para irrumpir el poder popular, las organizaciones de masas, la lucha y el futuro nuestros. Hoy es un nuevo día, nos preguntamos cuál será el desenlace de quienes participaron y se beneficiaron de la “mafia en el poder.” Ante esta situación, no solamente debemos estar atentos. La falta de castigo e impunidad de los responsables en actos de corrupción ha sido una permanente denuncia en FRAGUA.

¡Destruir el Neoliberalismo de raíz y construir el Socialismo!

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

thirteen − 10 =