Una escuela de formación viva

Crónica de un plantón

El lunes 23 de mayo dimos inicio con un plantón frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) junto con los compañeros del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) como parte de la “Jornada Nacional de Lucha por Justicia, Libertad, Verdad, Presentación y el Derecho a la Protesta”. No es la primera vez que realizamos un plantón y mucho menos impulsando la demanda de presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya, Gabriel Albertos Cruz Sánchez, Fidencio Gómez Santis y de todos los detenidos desaparecidos en el país. Con la experiencia de años anteriores iniciamos una campaña de difusión pidiendo la solidaridad del pueblo para poder realizar el plantón, ya sea con despensas para la alimentación, medicamento, o económicamente. Inmediatamente diferentes compañeros, amigos, trabajadores y estudiantes respondieron a ese llamado y nos empezaron a hacer llegar arroz, frijol, latas de atún, papel higiénico. Otros compañeros que por la distancia no podían asistir al plantón nos hicieron llegar su apoyo económico solidario, pues son conscientes de la lucha justa que se están impulsando y a lo largo de los años han visto cómo la campaña nacional contra la desaparición forzada, impulsada por organizaciones pertenecientes al movimiento democrático independiente, mantenemos esa congruencia y firmeza de nuestros principios.

El día lunes iniciamos con un mitin frente a la SCJN, donde anunciamos el plantón y a pesar de que el espacio se encontraba vallado para impedir cualquier tipo de protesta, se recuperó de manera combativa, pues sabemos que no ha sido con permisos que se ha ejercido el derecho a la protesta sino mediante la lucha. A pesar del intento por parte de las autoridades de impedir nuestro plantón, gritando nuestras consignas empezamos a construir la estructura que nos albergaría por una semana, logrando así una victoria política.

El día martes 24 se entregó juntó con los familiares una solicitud de audiencia en la SCJN para solicitar se resuelva el caso de Edmundo y Gabriel, pues ya se cumplieron más de 2 años de que el caso se encuentra en el máximo órgano de justicia en el país y lo único que vemos es impunidad. De la misma manera se entregó un exhorto por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a la SCJN para resolver el caso de ambos. Siempre acompañados de los rostros de los desaparecidos y de nuestras banderas, seguíamos gritando nuestras consignas: “¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”

El día miércoles 25 desde muy temprano empezábamos a preparar los materiales para las actividades, pues ese día se cumple un año más de la desaparición forzada de Edmundo y Gabriel, desde aquel 2007 en el estado de Oaxaca. Con una conferencia de prensa y un mitin seguimos exigiendo su presentación con vida. “¡Ahora, ahora se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables!”, resonaba en las paredes de la SCJN.

Todos los días salíamos a realizar brigadas de agitación en distintos puntos del centro de la ciudad, repartiendo volantes, el periódico FRAGUA y la revista Consigna Socialista de los compas del FNLS. Con una bocina y un micrófono explicábamos a la gente el motivo de nuestra lucha, pues no estamos ahí porque no tengamos nada que hacer, sino porque queremos construir una sociedad más justa y esta lucha es un paso más que se da para alcanzar la democracia popular y el socialismo. A pesar del sol, de las horas y de las largas caminatas no dejamos ni un solo día de hacer los brigadeos. Desde los más jóvenes hasta los compañeros más grandes hablábamos en el micrófono, a veces con pena o con dificultad, pues algunos no hablan bien el español, pero al pasar de los días fuimos tomando más confianza.

Tambien salimos a los mercados a recolectar alimentos para completar la comida, explicando que a nosotros no nos financia ningún partido electoral, ni ninguna ONG o empresa, mantenemos nuestras actividades con la solidaridad del pueblo. De esa recolecta juntamos algunas verduras para darle más sabor a los alimentos que preparaban los compañeros que les tocaba la comisión de comida.

Otra forma de recolectar recursos fue a través de las ventas de artesanías, algunas realizadas por los compañeros expresos políticos en el estado de Chiapas, quienes aprovecharon el tiempo de injusta reclusión y en vez de caer en la desesperación o depresión se pusieron a trabajar y aprender las artesanías para mantenerse dentro de la cárcel y ahora que están libres pueden vender esos productos para continuar la lucha. Intentaron impedir nuestra venta e incluso nos acordonaron con una cinta, pero nuevamente defendimos el espacio y por más que intenten impedir nuestra lucha nosotros no defenderemos con más combatividad.

Todas las tardes realizábamos foros con temas sobre la desaparición forzada, los presos políticos y los perseguidos políticos, diferentes compañeros nos acompañaban en estos foros dando su testimonio, mientras la gente que pasaba alrededor del plantón se paraba a escuchar atenta y sorprendida de las injusticias que se siguen viviendo.

En los ratos libres hicimos círculos de lectura de nuestra prensa independiente, leímos un artículo de FRAGUA sobre la inflación y la crisis del capitalismo, algunos compañeros tenían dudas sobre los conceptos y otros explicaban retomando la experiencia que han vivido. Leímos también un artículo de la revista Consigna Socialista sobre el compañero Ramiro Rodríguez Sántiz, ejecutado extrajudicialmente en el estado de Chiapas hace más de un año por el grupo paramilitar los Petules. Algunos compañeros presentes lo conocieron y recordamos su combatividad, iniciativa y sus fuertes principios inquebrantables, a pesar de sufrir en carne propia la tortura.

El día domingo 29 realizamos un evento político cultural, invitamos a varios compañeros artistas a participar y cantar. Para el cierre de ese día ya todos estábamos cantando acompañando el coro de las canciones. El pueblo tiene el derecho a la cultura, pero no a esa cultura convencional, sino a una que construya y fortalezca la conciencia de clase proletaria. Era en ese momento al escuchar esas canciones de protesta y resistencia, que el pueblo ejercía verdaderamente ese derecho.

Llegó así el día lunes 30, a las 11 de la mañana. Ya estábamos todos concentrados en el Ángel de la Independencia, listos para dar inicio con la marcha. Cada compañero iba sosteniendo una manta, un rostro, una bandera. Todos íbamos gritando las consignas: “¡Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos!” “¡Presos político, libertad!” “¡Zapatismo y Socialismo, Hasta la victoria siempre!” “¡Luchar luchar luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!” La disciplina se hizo presente, pues no vamos a echar relajo o a marchar para pasar lista, sino que marchamos porque somos conscientes de la necesidad de luchar porque somos parte de ese pueblo que ha luchado durante años de manera independiente, parte del movimiento democrático independiente que mantienen firme su lucha por la democracia popular y el socialismo.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 20 =