AnálisisArtículos

Balance: 5 años de la 4T

Lo bueno, lo malo y lo feo

El sexenio se acerca a su fin y desde Morena dicen que 2023 fue su mejor año. En cambio, desde la OLEP y FRAGUA nos hemos mantenido críticos. Hemos situado en su justo lugar los avances de la 4T, señalando avances e insuficiencias, y sobre todo bogando por el fortalecimiento de las organizaciones independientes y con carácter de clase proletario. Toca hacer nuestro balance de estos cinco años de gobierno, en el que señalaremos lo bueno, lo malo y lo feo con datos en mano.

Crecimiento económico. Lo bueno, según Morena, es que contra todo pronóstico de los conservadores y chayoteros, el PIB creció 3.6% en 2023, con lo que el sexenio promedia un 2.3% de crecimiento anual, a pesar de la pandemia. El promedio de Peña Nieto fue 2.4%, y el de Calderón, 1.8%. Lo malo es que para los trabajadores significa que producimos una buena cantidad de riqueza, pero que no necesariamente se refleja en nuestra calidad de vida. Lo feo es utilizar el indicador de crecimiento del PIB como si fuera algo positivo para todos.

Pobreza. Lo bueno es que AMLO recibió el país con 43 millones de pobres y hoy sólo se cuentan 37.7. Pero malísimo es que la pobreza extrema (definida como un ingreso inferior al valor de la canasta alimentaria) aumentó: en 2018 se contabilizaron 8.7 millones y hoy son 9.1. Lo feo es que estas cifras del Coneval utilizan como criterio ingresos por persona al mes de entre $1,600 y $4,158. ¿Acaso uno puede vivir con cuatro mil pesos?

Desigualdad. Aunque el gobierno dice que es bueno que hoy los ricos sólo ganan 15 veces más que los pobres, nosotros pensamos distinto. El coeficiente Gini, que mide desigualdad, sólo mejoró en aproximadamente 3% de 2018 a la fecha. Lo malo es que México ocupa el lugar 37 en desigualdad entre 43 países evaluados. Y es que, según el INEGI (2023), 47% de los trabajadores mexicanos ganan por tope un salario mínimo, mientras el 1% de la población gana arriba de cinco veces dicho monto. Más grosera es la situación en comparación con los grandes empresarios, pues a ellos la cuarta transformación sólo ha podido metamorfosearlos en hombres todavía más obscenamente ricos. Ya hemos señalado cómo estos grandes millonarios han aumentado sus fortunas durante el sexenio; actualicemos los datos:

Empresarios más ricos de MéxicoFortunas en millones de dólares
2022Aumento %2023
Carlos Slim74,00041.8%105,000
Germán Larrea22,70058.1%35,900
Ricardo Salinas Pliego11,55026.4%14,600
Alejandro Baillères5,32028.9%6,860

EDUCACIÓN. Según el mismo Coneval, el rezago educativo aumentó. En 2018 había 23.5 millones en esta situación. Hoy la cifra es de 25.1 millones.

SALUD. Entre lo bueno encontramos la lucha contra la corrupción y la noticia reciente de la megafarmacia que pretende garantizar el abasto de medicamentos. Entre lo feo: la ineficacia del Insabi como alternativa al Seguro Popular. Hoy se plantea su transformación en IMSS-Bienestar, pero ahora como órgano desconcentrado y autónomo; sin embargo, ahí queda el error del Insabi y los años perdidos, mismo que se refleja en algo malísimo: en el 2018, 20.1 millones carecían de acceso a servicios de salud, hoy esta suma cuenta a 50.4 mexicanos. Derivado de esto, la salud se privatizó; es decir que acabamos optando por ir a la Simi farmacia.

TRABAJO. Bueno es que la ocupación laboral creció en el sexenio, se aumentó el salario mínimo, se aumentaron las vacaciones. Feo es que ni con esos aumentos alcanza para los gastos y que la reforma por la jornada laboral de 40 hrs semanales sigue sin aprobarse y se va a negociar (rebajar) con las patronales. Malo es que 32 millones de mexicanos laboran en la informalidad (sin acceso a seguridad social) contra 26 millones formales. Malo, asimismo, que no se eliminó el outsourcing ni las formas neoliberales de contratación conocidas como flexibilidad laboral, sino que sólo se “regularon”. Los empleos están sumamente precarizados: en cuando a ingresos (se promedian $7,500 mensuales, 2022) y en cuanto a derechos laborales, estos se violan al por mayor y se concilia a favor de la burguesía.

RECAUDACIÓN FISCAL. El logro es que la recaudación aumentó un 16% aproximadamente respecto al sexenio anterior, pero no es un aumento tan grande considerando las evasiones que hacían las grandes empresas. Lo feo es que ahora incluso el gobierno promoverá los beneficios fiscales a grandes empresas con los 12 Polos de Desarrollo para el Bienestar en el Istmo de Tehuantepec. Lo malo es que no se ha impulsado una verdadera reforma fiscal a favor de las clases trabajadoras. Esto sería, a nuestro ver, el impuesto progresivo a la ganancia, una medida nada absurda y totalmente posible incluso dentro del capitalismo si se considera que ha existido o existe en países como Alemania, Francia, Suiza y Rusia. Asimismo. Además, quienes ganamos menos deberíamos pagar mucho menos.

PODER JUDICIAL. Lo malo: el corrupto poder judicial ha sabido defenderse y por tanto permanece impune (el caso de Medina Mora lo ilustra ejemplarmente). La SCJN bloqueó el plan A y B de reforma al INE, se amparó ante el retiro de sus fideicomisos, conservó sus exorbitantes salarios y ha impedido varias de las propuestas de Morena vía controversias constitucionales. Viene una nueva propuesta de Reforma, cuya principal bandera es la elección de jueces por voto popular, pero lo feo ahí radica en que ésta no es una verdadera solución a toda la podredumbre del poder judicial.

POLÍTICA PARTIDISTA. Cuando Morena comenzó a cobijar a priistas y panistas impresentables decían que era necesario para llevar a cabo la 4T, que había que sumar fuerzas. Esto jamás fue aceptable para nosotros; mucho menos aceptable es que hoy, luego de cinco años como gobierno, su argumento falsamente pragmático sea el mismo para seguir recogiendo basura de otros partidos. Destacan entre los más recientes impresentables “transformados” nombres como el de Alejandro Murat, Adrián Rubalcava, Eruviel Ávila y Jorge Hank. Pero las cifras de ratas que abandonan los barcos naufragados del PRI y el PAN se cuentan por miles, sin exagerar. Asimismo, resalta el pobre desempeño local de varios gobernadores morenistas, ligado a las violaciones a derechos humanos y a acusaciones de corrupción. Entre estos casos destacan los gobernadores Cuitláhuac García (Veracruz), Ricardo Gallardo (San Luis Potosí), Cuauhtémoc Blanco (Morelos), Evelyn Salgado (Guerrero), Layda Sansores (Campeche), Rutilio Escandón (Chiapas), Alfredo Ramírez Bedolla (Michoacán) y Marina del Pilar (Baja California).

MUJERES. Lo bueno, al parecer, es la política de paridad de género, la aprobación de algunas leyes como la Olimpia, la alerta de género, la creación de la Secretaría de Mujeres, el registro público de agresores y los avances en despenalización del aborto, entre otras. Pero entre lo malo resalta que la brecha de ingresos por género ha permanecido prácticamente igual en el sexenio (un 14.6% menor en ingresos al de los hombres). Asimismo, las políticas de género no han logrado tener una incidencia real, ya sea por falta de presupuesto, limitantes administrativas o marcos jurídicos insuficientes. La cifra de feminicidios ha aumentado cada año desde 2015 y, sobre todo, permanecen en la impunidad.

AUTOSUFICIENCIA ALIMENTARIA. Lo bueno, dice AMLO, es que vamos avanzando. Pero hoy por hoy lo malo es que estamos lejos de la autosuficiencia alimentaria. Nuestro índice de autosuficiencia en 1995, en cuanto a granos básicos como maíz, trigo, frijol y arroz, era del 86.35%; hoy la cifra para el cierre de 2022 es de 56.74%; es decir que compramos a EU casi la mitad de lo que necesitamos consumir.

SEGURIDAD. La estrategia del gobierno morenista no funcionó. Grandes regiones del país siguen dominadas por el narcotráfico. Lo bueno, según AMLO, es que en algunas de éstas zonas han bajado los homicidios, por ejemplo en Sinaloa, derivado de los que los medios tradicionales han llamado paxnarca. En otros estados, como Chiapas, los grupos delictivos se disputan la zona generando violencia y miles de desplazados. Lo feo es que el sistema judicial permanece corrupto e inoperante; basta ver los datos: la impunidad ronda el 89.8%; del total de delitos de 2022, se estima que el 92.4% no se denunció o la autoridad no inició carpeta de investigación, y en el mismo año, de los poquísimos delitos denunciados, sólo el 1.2% de sus responsables fueron castigados. Lo malo es que los homicidios dolosos aumentaron en comparación con los del sexenio de Calderón e incluso, ya para noviembre de 2023, con los de Peña Nieto.

MILITARIZACIÓN. A nuestro ver, este es uno de los peores saldos que dejará el sexenio. Bajo la falsa imagen de una Guardia Nacional a favor del pueblo lidiamos con una profundización de la militarización neoliberal, sólo que ahora, lamentablemente,con cierto apoyo popular. En los hechos, las fuerzas militares han sido gravemente empoderadas por el gobierno. Hoy, entre las atribuciones de todas estas fuerzas (incluyendo la Guardia Nacional entregada a la Sedena oficialmente en 2022, pero de facto desde antes) enlistamos:

  • Concesiones para construir y administrar el AIFA, tramos del Tren Maya y Transístmico, Dos Bocas y más de 2,700 sucursales del Banco del Bienestar.
  • Vigilancia de entrega de programas sociales.
  • Administración y gestión de puertos, aduanas, vías férreas, Mexicana de Aviación y aeropuertos.
  • Control migratorio.
  • Transporte de hidrocarburos.
  • Remodelación de hospitales.
  • Intromisión en otros organismos civiles, como en la Junta de Gobierno del Conahcyt.

Como vemos, las fuerzas armadas han ido asumiendo funciones de otras instancias, sobre todo las de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Aunado a lo anterior, las fuerzas armadas gozan de opacidad en sus gastos bajo el pretexto de “seguridad nacional” y, aunque casi no se menciona en los medios, gozan de exorbitantes salarios, incluso por encima del presidente; es decir que están exentos de la austeridad republicana.

En suma, el gobierno actual entrega los medios de producción y la riqueza de la nación al ejército. Dice AMLO que es porque son eficientes e incorruptibles, pero su afirmación no se sostiene ni histórica ni materialmente. Esta nueva relación entre capital y fuerzas armadas nos revela de fondo el fortalecimiento de un Estado capitalista de contrainsurgencia.

DESAPARICIONES FORZADAS Y EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES. En la 4T, continúan las violaciones a derechos humanos. El Comité Cerezo México (CCM) ha documentado lo siguiente:

Violaciones a DH contra defensoresCalderónPeña NietoAMLO
Ejecuciones extrajudiciales6718993*
Desapariciones forzadas5511156**
Detenciones arbitrarias9993,1621,151

*Corte a fin de 2023. **Corte a mayo de 2023.

Aunado a esto, el caso Ayotzinapa sigue impune. Incluso, recientemente AMLO descalificó a los padres y madres de las víctimas y a organizaciones de derechos humanos afines cuestionándolos de no querer llegar a la verdad del caso y de “tenerlo como rehén”.

En cuanto a las desapariciones en general de la población, en septiembre de 2023 se dio a conocer la terrorífica cifra de 111 mil desaparecidos, con información del registro RNPDNO de la Comisión Nacional de Búsqueda. Recientemente, AMLO desmintió la cifra bajándola a sólo 12 mil desaparecidos. Sin embargo, ante las protestas de los colectivos y familiares de las víctimas, ya en enero de 2024, Teresa Guadalupe Reyes Sahagún, comisionada nacional de búsqueda, admitió que las personas que el gobierno presentó como localizadas no están con sus familiares. Aunado a todo esto, el mismo RNPDNO señaló que en 2023 se alcanzó la cifra récord de 11,923, con lo que se suman ya 54,700 en el sexenio. En comparación, Calderón sumó 17,210 desaparecidos y Peña Nieto 35,305.

CONCLUSIÓN. A pesar de algunos avances en favor de los trabajadores (mismos que no minimizamos, sino que situamos en su justo lugar), el gobierno de AMLO no ha podido echar atrás la maquinaria neoliberal. Pero aun si pudiera, no pretendería terminar con el capitalismo. Repetimos que Morena ha renunciado a la organización y movilización permanente del pueblo. Con el argumento de “se hace lo que se puedo” y bajo la bandera pragmática de “lo posible” frenan al pueblo y su proceso de organización independiente.

Nos queda claro que Morena no podrá darle al pueblo mexicano la vida digna que merece, menos en el siguiente sexenio en donde sin el apoyo popular y carisma de AMLO seguramente acabarán cediendo más ante la burguesía. El límite de Morena son las mejoras inmediatas y paliativas que permitan el avance del capitalismo en México como pieza del capitalismo mundial.

La organización independiente y proletaria, repetimos, es la vía para alcanzar la democracia popular, la vida digna y el socialismo. Por tanto, aunque parezca “imposible”, nuestra labor es fortalecer esta forma organizacional y seguir escribiendo, repartiendo el FRAGUA, incorporando a compañeros, aliándonos con organizaciones independientes y proletarias, movilizándonos y luchando de forma metodológica, organizada y crítica. Nuestra invitación es permanente: consulta nuestras actividades, talleres y Programa Mínimo de Lucha en olep.org.mx.

¡Contra el despojo, la represión y la explotación; resistencia, organización y lucha por el socialismo!

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven + 7 =