Boletín de la marcha Por Trabajo digno, salario justo y seguridad social

Ciudad de México a 26 de enero de 2022

El día miércoles 26 de enero, un grupo de trabajadoras, trabajadores y monitores de derechos humanos marchamos desde las instalaciones de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México hacia la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para exigir justicia laboral pronta y expedita en casos de violaciones a los derechos laborales.

Hemos comprobado a lo largo de este tiempo de pandemia y de aumento de casos por el virus que provoca la Covid-19, que las autoridades no velan por los derechos laborales del pueblo, y que, al contrario, retrasan los procesos jurídicos para otorgar justicia al trabajador en una labor de desgaste que sólo beneficia a los patrones y los exhibe como lo que son: empleados de los patrones neoliberales.

So pretexto de la pandemia, las autoridades rompen la propia legalidad burguesa la cual juraron cumplir y mandan las audiencias resultado de las demandas de decenas de miles de trabajadoras y trabajadores a meses y meses de distancia, incluso dejando que pase hasta un año entre las audiencias: algo total y completamente injusto, ilegal e inmoral.

En este contexto de abuso y de neoliberalismo el pasado lunes 24 de enero se anunció el cambio del presidente de la Junta dando entrada al Mtro. Eleazar Rubio Aldarán, quien en su discurso al recibir el cargo dijo que llegaba para avanzar en contra del rezago y abatir la corrupción. Rubio Aldarán ha dicho en varias ocasiones que lucha en contra del neoliberalismo, contra el régimen que golpeó al pueblo trabajador durante décadas y que es un fiel representante del antineoliberalismo de la Cuarta Transformación.

Sin embargo, el día de la marcha vivimos algo distinto, pues al exigir el derecho a la justicia pronta y expedita, el respeto de los derechos de los trabajadores cuando son despedidos injustificadamente, y que las autoridades de la Junta Local dejen de cometer arbitrariedades como cancelar todas las audiencias del turno vespertino del presente año. Las autoridades de la Junta se mostraron cerradas, dieron evasivas ante nuestras demandas e incluso afirmaron que buscábamos tener “privilegios” por sobre los demás trabajadores.

¿Privilegios? Nos preguntamos. Privilegios son que las audiencias se retrasen para dar más tiempo a los patrones y que esto desgaste al trabajador que no tiene tiempo para procesos jurídicos largos, porque tiene que buscar otro trabajo para sobrevivir. Privilegios son que los patrones tengan de su lado a los conciliadores y representantes de la Junta quienes más parecen voceros de la burguesía que personas dedicadas a impartir justicia.

No, autoridades de la JLCyA, nosotros no luchamos por privilegios, al contrario, luchamos porque estos se terminen en los hechos y nos sólo en sus discursos; luchamos porque la corrupción neoliberal que sigue imperando en el mundo laboral se termine; luchamos porque el pueblo trabajador y explotado obtenga justicia de una vez y para siempre.

Nosotros luchamos porque se cumplan y respeten los derechos laborales de toda la clase trabajadora, porque respeten nuestro derecho a organizarnos, a manifestarnos, a la libertad de expresión sin que manden policías y policías a sacar fotos y a vigilarnos escondidos entre los puestos de comida como si fuéramos criminales y no trabajadoras y trabajadores luchando por sus derechos.

Las autoridades de la JLCyA deben modificar las formas neoliberales de gobernar y de legislar por vía de los hechos. Esperamos que su cerrazón cambie, pues de otro modo, ese recomendado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum Pardo no será más que otro político que habla maravillas hacia el pueblo, pero lo condena con sus actos.

Por nuestra parte queremos informar al pueblo que nuestra movilización logró:

Que los compañeros con casos retrasados fueran atendidos, a regañadientes, para revisar el avance de los mismos y;

Que la audiencia programa para el día 26 de enero, referente al tema de la Academia Mexicana de Ciencias tuvo un avance significativo. Esperamos que su resolución sea pronta, expedita y en favor de la compañera injustamente despedida pues, a todas luces, la razón nos asiste.

Invitamos a todos los trabajadores y trabajadoras a luchar de manera organizada con nosotros para obtener justicia laboral pronta y expedita, para que las autoridades cumplan su mandato constitucional de velar por los derechos laborales y humanos del pueblo.

¡Arranquemos el neoliberalismo de raíz!

Organización de Lucha por la Emancipación Popular – Unión Democrática Independiente de Trabajadoras y Trabajadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + 3 =