Denuncias de trabajadores leídas durante la Jornada por la defensa de los derechos humanos laborales, democracia popular y socialismo

Denuncia 1: Realidad en los PILARES.

#Pilares incumple leyes de trabajo laboral

#Pilares no protege a las mujeres

Soy tallerista de Pilares desde junio del año pasado. A las personas que laboramos en los distintos Pilares que se encuentran en la CDMX, se nos asigna como Beneficiarios de un Programa Social, esta categoría se utiliza para no reconocernos como trabajadores, por ello, se violentan los derechos laborales que constitucionalmente deben cumplirse. Laboramos en dos horarios, que principalmente nos imponen, son horarios matutinos y vespertinos, en jornadas de seis días de trabajo (martes a domingo), ello nos impide tener otra posibilidad de ingresar en algún otro trabajo, para tener un sueldo digno, ya que, nuestro pago se hace cada, si bien nos va, seis o siete semanas.

Realizamos todo tipo de actividades, participación en jornadas de vacunación que duran más de 10 horas, muchas veces sin darnos alimento, o éste ha estado en mal estado y nos ha enfermado a much@s de nosotr@s. También se nos obliga a salir de nuestros Pilares asignados para trabajar en jornadas de calle con la intención de conseguir lo único que les importa: números de personas a través lo que llaman folios. Ello ha ocasionado que varios compañer@s hayan salido agredid@s; o se crea una competencia insana entre el personal de los Pilares.

Igualmente, al ubicarse los Pilares en las zonas llamadas puntos rojos de violencia, hemos sufrido robos, golpes, y violencia de género, sin que en ningún caso se nos respalde en los Pilares, a pesar de ser violentadas y violentados se nos sigue obligando a trabajar en esas condiciones donde peligran nuestras vidas, y la de l@s usuari@s que asisten a los Pilares.

Asimismo, laboramos en varios Pilares, teniendo un desgaste físico, emocional y por supuesto económico. Nos “rolan” en estos Pilares, para no pagar a nuevo personal de ingreso el cual necesario, y con ello se “ahorran” ese dinero.

También, no contamos con materiales, ni agua para beber en los Pilares, de esta manera tenemos que poner tales materiales y agua de nuestro misero salario. Los días obligatorios de descanso, que por ley deben aplicarse, no son dados al personal de Pilares. Siempre estamos bajo violencia y estrés constante porque se nos amenaza por despido si no entregamos determinados números de folios (usuarios).

Esto que cito es sólo unos ejemplos, de miles que existen y que se llevan a cabo con el personal de Pilares (talleristas, docentes, compañer@s de cultura, entre otr@s).

Demando justicia desde la legalidad que nos respalda el cumplimiento de nuestros derechos laborales.

¡No más abuso y violencia en los Pilares! Queremos ser contratados como lo que somos: trabajadores. Tener días de descanso que por ley deben darnos. Que nos paguen a tiempo, que dejen de abusar en tiempos y basta de maltratar a las y los compañeros que laboramos en los Pilares.

Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, nuestros derechos laborales también deben ser reconocidos: ¡Trabajo digno para el personal de Pilares!

Denuncia 2:

Muy buenas tardes, un agradecimiento por crear esta sección de denuncias, y poder expresarnos sobre la situación económica en la que nos encontramos, y que la inflación reciente viene a afectar directamente nuestra calidad de vida, ya que no hay dinero que alcance para comprar lo más necesario, y con esto me refiero a la canasta básica, medicamentos, atención médica que debería estar garantizada por el IMSS, el ISSSTE, o cualquier otra institución pública y que al no tener una atención de calidad nos vemos en la necesidad de pagar una atención privada.

Esta situación definitivamente hace que el salario o pensión que percibimos no rinda para satisfacer nuestras necesidades básicas, y que antes de fin de quincena o mes ya no se cuente con dinero para vivir con dignidad.

Por ello es necesario ser conscientes de esta situación y buscar soluciones, no con otro trabajo de medio tiempo, porque igual nos afecta en nuestra salud física y mental, sino más bien, conocer nuestros derechos laborales, exigir el cumplimiento de nuestras demandas e integrarse a organizaciones como OLEP- UDITT que en todo momento se ha mostrado congruente y consecuente con sus acciones de apoyo al pueblo trabajador.

Denuncia 3:

Muy buenas tardes, gracias por este espacio de denuncias, en este caso hablaré de la situación que viven en particular los trabajadores de la educación ya jubilados, y que como bien es sabido desde el 2016, se aprobó que las pensiones se calcularían en UMAS, (unidad de medida y actualización) y no en salarios mínimos, resolución de la suprema corte de justicia de la nación, algo que definitivamente nos perjudica ya que la UMA tiene un aumento del 25% y el salario mínimo un 94% y al ser así se pierde alrededor de 30% de lo que en realidad tocaría en el cálculo de las pensiones.

Esta situación afecta directamente al poder adquisitivo, considerando que la mayoría de trabajadores jubilados no tienen el tope máximo en su pensión, y que, siendo mayor de 55 años, empiezan las enfermedades crónico degenerativas y con ello el requerimiento de medicamentos y tratamientos que el ISSSTE no proporciona por los motivos ya conocidos.

Por ello, invito a todos los trabajadores de la educación, activos y jubilados a informarnos, organizarnos y exigir al SNTE que se busquen soluciones, ya que la inflación afecta principalmente a los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 9 =