Si la burocracia mediatiza, la OLEP organiza

Desde que Morena llegó al gobierno de la Ciudad de México cdmx y a nivel Federal se mostraron con “otra forma de gobernar”, una “ligada a la gente” y de “atención directa”. Esta forma, se reflejó en cosas como la transformación de Los Pinos en un Centro Cultural, en las mañaneras y, en la cdmx, en las audiencias públicas de Claudia Sheinbaum para atender problemáticas de diversa índole.

Antes de la pandemia, podíamos ver gente apostada afuera del palacio de gobierno de la capital del país desde la 1 o 2 de la mañana esperando una ficha para ver si ese día podrían hablar con “la doctora” para que atendiera sus casos: temas laborales, litigios de vivienda, falta de agua, altos costos de luz e incluso alguno que le iba a pedir alguna chamba. Con la pandemia estas audiencias se cortaron y se volvieron virtuales, más complejo pero se mantuvo la lógica de ir a “entregar documentos” a palacio de gobierno.

Es cierto, la forma de gobernar cambió, no podemos negarlo. Nosotros, junto con un grupo de trabajadoras de intendencia despedidas, integrantes del Comité Cerezo México y compas del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo alguna vez fuimos a encadenarnos a las puertas de gobierno central porque simplemente no querían recibirnos y la primera respuesta no fue un “pásele” sino que nos arrojaron a más de 20 granaderos.

Hoy las cosas han cambiado en la forma, pero se mantienen los problemas cotidianos. Siguen los megaproyectos, siguen los despidos injustificados, siguen las formas neoliberales de contratación, pero al mismo tiempo, el pueblo busca otras alternativas para acceder a la anhelada justicia, formas mediatizadas o reducidas a lo individual.

Así, tenemos que en distintos momentos de la actual administración de la cdmx nos han dicho que exigir nuestros derechos por la vía de la movilización es “corrupción”, pues “¿por qué voy a atenderlos antes a ustedes que a otras personas?” o “¿de qué privilegios gozan?”. Un argumento que va a tono con la lógica de “atención individual” de los problemas que vive el pueblo. Con el argumento de eliminar a los intermediarios corruptos (que también son una realidad) se busca que el pueblo ya no se organice y se enarbola la política individualista, esa que tanto le han criticado al neoliberalismo.

Al pueblo que confía en este gobierno le están dando una puñalada por la espalda, pues mucha gente va con todo el anhelo de un gobierno distinto a buscar respuesta directa de éste y entrega documentos, hace citas, va y viene de las instancias del Estado hasta que le responden con un: no podemos atender su solicitud.

Mientras ya perdió tiempo, dinero y esfuerzo. Mientras ya se avanzó en el problema y tal vez esté en un punto donde ya sea imposible o muy difícil atender la solicitud.

Por eso decimos que el gobierno bajo estas “nuevas formas” lo que busca es mediatizar, es decir, influir de un modo decisivo en la forma que el pueblo lucha coartando su libertad aunque por medios más sutiles. Al mismo tiempo, el pueblo se vacuna, ve con recelo el intentar mejorar sus condiciones de vida por cualquier medio y termina en el abandono de la lucha o el resentimiento.

Estos motivos nos llevan a concluir que esta lógica no es eficiente ni educa ni realmente atiende los problemas de la población sino que es un mecanismo para desorganizar, mediatizar y fomentar el individualismo.

Sin embargo no todo está perdido, no es mecánico que las organizaciones pierdan fuerza ni se desgranen, no es mecánico que el pueblo deje de luchar cuando encuentra la negativa de las autoridades, aunque ya “siguió todos los pasos”. Al contrario; debemos ser más audaces, debemos aprovechar estos márgenes democráticos tanto para avanzar en la solución de nuestras demandas como en demostrar los límites y alcances de los procedimientos

Como Organización hemos acudido también a estas audiencias públicas, hemos organizado a la gente para que pueda acudir con los mejores elementos a realizar sus peticiones y, sobre todo, que éstas, incluso aunque sean individuales, adquieran un carácter colectivo, que se enmarquen en las necesidades amplias, que demuestren como cada problemática se engarza en la continuidad de ciertas políticas neoliberales y de la continuidad del sistema capitalista.

Frente a la división del pueblo que pretenden imponernos, nosotros acudimos a las citas “individualmente en bola”, es decir, si nos dicen que la atención será individual acudimos todos los afectados para que seamos atendidos. Hay que organizarnos para ello, acordar en la vía que se usará para la comunicación de parte de las autoridades y, sobre todo, que esta sea una forma más para lograr nuestros objetivos inmediatos, una herramienta que, como todas las demás, tiene una importancia y alcance limitado si no está engarzada en una estrategia amplia de lucha colectiva.

Como enseñanza tenemos que, pese a todo, no debemos dejar de luchar. Que el actual gobierno utiliza diferentes formas para desorganizar al pueblo, pero que si el pueblo tiene un objetivo claro y una consciencia firme tendrá la capacidad para darle la vuelta a la situación y que estos mecanismos sean otro elemento para organizarnos. No debemos desesperar, debemos explicar a las masas con mucho detenimiento los alcances de esta nueva forma de gobierno y también el tiempo poco a poco nos da la razón, poco a poco la gente, aunque confía en las autoridades va perdiendo la confianza en que todo se solucionará sin mover un dedo y es ahí debemos poner el acento. Que más allá de si creen o no en el actual gobierno, si simpatizan o con la 4T, la transformación radical y profunda del país no llegará sólo por mandar escritos individuales o acudir como personas a ver a una autoridad. La transformación viene del pueblo organizado y en lucha, en nosotros está el terminar con el neoliberalismo de raíz y alcanzar un sistema económico, político, social y cultural distinto que va más allá de una “revolución de conciencias” que deja intacto el capitalismo.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 19 =