La avaricia tiene nombre y apellido

Pandora Papers

A principios de este mes, salió a la luz una investigación con el nombre “Pandora Papers” la cual da a cocer los negocios de grandes multimillonarios que a través de empresas offshore buscan evadir impuestos y ocultar sus grandes fortunas.

¿Cuánto dinero pueden llegar a tener los multimillonarios del mundo que no pueden ni tenerlo de manera legal? Es tanto lo que explotan y roban a los trabajadores a través del plusvalor (ganancia generada por los trabajadores) que necesitan ocultarlo y es tanta su avaricia que hacen todo lo posible por evadir el pago de impuestos, no quieren perder ni un peso de sus fortunas.

Mientras en México atravesamos una fuerte crisis donde los trabajadores somos despedidos de manera injustificada, no tenemos derechos laborales y apenas nos alcanza para pagar los $18 pesos del kilo de tortillas, los hombres y mujeres más ricos del país ocultan sus grandes fortunas en paraísos fiscales. De los 3 mil 47 mexicanos con negocios offshore encontramos a varios de los que constantemente hablamos en este periódico FRAGUA y la sección ¿Cómo se hicieron millonarios?

Por poner algunos ejemplos de este reportaje se encuentran Germán Larrea el segundo hombre más rico de México quien compró un penthouse en Chicago, y otros apartamentos en Colorado (ambas ciudades en Estados Unidos) por 36.9 millones de dólares; María Asunción Aramburuzabala, la mujer más rica de México, se hizo de dos jets privados y propiedades en Estados Unidos; Olegario Vázquez Raña y su hijo, Olegario Vázquez Aldir, dueños de Grupo Imagen y el periódico Excélsior, manejan cuentas bancarias y bienes inmuebles en estas empresas offshore, además de adquirir jets privados y yates; Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego, dueños de las televisoras más grandes del país y el último el tercer hombre más rico de México, controlan sus lujosos yates a través de sociedades offshore; el empresario Alberto Baillères González, con una fortuna superior a 10 mil millones de dólares y que se sitúa como el cuarto hombre más rico de México, también se encuentra entre los beneficiados de estos paraísos fiscales. Al mismo tiempo, la jefa del Servicio de Administración Tributaria ha declarado que la evasión de grandes contribuyentes asciende a !más de un billón de pesos!

Y si nos vamos a los ejemplos a nivel mundial encontramos desde cantantes hasta políticos y presidentes de diferentes países que se han enriquecido a costa de sus pueblos. Pero incluso los más ricos del mundo hoy día ni siquiera necesitan hacer uso de este tipo de estrategias pues en sus mismos países prácticamente no pagan impuestos de manera legal. Ahí tenemos a Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, con una fortuna personal de 201 mil millones de dólares y quien entre 2014 y 2018, cuando su fortuna, creció 99 mil millones, pagó una tasa de impuestos de 0.98 % sobre su fortuna cuando el resto de la población de Estados Unidos de Norteamérica pagó entre 14 y 37% de sus ingresos.

Lo que nos confirman estos datos es la gran desigualdad existente en el capitalismo, donde la burguesía rompe sus propias reglas y se mantiene al margen de la ley de un sistema que únicamente los beneficia, esto también refleja el porqué el 1 % de los más ricos del mundo posee la misma cantidad de riqueza que el resto de la humanidad entera. Pero también debemos de tener claridad que no sólo estamos hablando de un caso de corrupción, lo que vemos es el resultado de esa explotación capitalista, de la riqueza que generamos los trabajadores y que se apropian los empresarios. Si buscamos una transformación de raíz no podemos sólo pedir de bonita manera como muestra de buena voluntad a los empresarios que paguen sus impuestos, cuando representan más de un billón de pesos. Ese dinero que le fue robado al pueblo tiene que ser regresado o expropiadas las empresas para financiar la construcción de infraestructura que beneficie a los verdaderos trabajadores que con el sudor de nuestra frente tratamos de vivir al día, mientras otros ocultan la riqueza que han y siguen robando.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × five =