AnálisisArtículos

La práctica como criterio de verdad

Analizamos la realidad de la lucha de clases desde los hechos, no desde los postulados teóricos; sino desde los resultados concretos que se expresan en actos, actitudes, números, eventos.

Así pues, al analizar la lucha de clases que involucra a los diferentes agrupamientos de clase que participan en ésta, partimos de los hechos, no de nuestros deseos.

Es importante también señalar que analizar la lucha de clases significa analizar los agrupamientos políticos y sus posturas políticas que, a final de cuentas, se encarnan en personas. Personas determinadas por sus intereses de clase, por los agrupamientos que representan y que a su vez determinan con su carácter, su temperamento, su menor o mayor capacidad en la agitación, la propaganda, la labor teórica o la organización.

Dicho lo anterior queremos profundizar en una idea que justifica la renuncia de diferentes personas al movimiento popular independiente, esta idea es la siguiente: “más vale incidir en un amplio movimiento de masas como el morena, a pesar de sus dirigentes, que aislarse”.

Estas personas parten del hecho de que en el morena hay mucha gente, y que por el hecho de amontonar un gran número de personas es mejor y es más efectivo, ellos consideran que ser pocos en número significa aislamiento de las amplias masas. Cierto, hay dirigentes corruptos, mafiosos, que se “montan” en morena para perseguir los fines personales y de la clase burguesa monopolista trasnacional; pero ellos se mantienen dentro con la esperanza de que algo bueno se rescate.

Para ellos lo determinante es el número de votos sin importar los candidatos postulados y sin importar sus hechos pasados, piensan que si convencen a un gran número de militantes de base las cosas al interior del partido y del gobierno van a mejorar.

¿Cuáles son los resultados de esta política en seis años? ¿Acaso su labor significó que los militantes del morena más congruentes y afines a López Obrador ganaran las encuestas?, ¿Acaso las posturas más antineoliberales se fortalecieron donde morena tiene presencia?

Si de números se trata, las corrientes que se dicen más congruentes con el proyecto de morena son minoría dentro del mismo partido y, en este momento, avanzada ya la contienda electoral han decidido en su mayoría guardar sus análisis críticos y señalamientos para no ser acusados de traidores o de debilitar al movimiento, de dividir el voto.

¿Quién entonces se aísla de las bases del morena y les da la espalda? ¿El movimiento independiente o quienes pretenden ser la alternativa de las bases del morena, pero que renuncian a su papel de orientador y dirigente?

¿Y nosotros estamos aislados de las bases honestas del morena? Nunca lo hemos estado, porque nosotros hacemos crítica y damos alternativa; nosotros desenmascaramos a lo más podrido dentro del morena para que sus militantes honestos tengan argumentos y elementos para luchar si así lo desean, es más nosotros coincidimos con las bases honestas que ya ni siquiera se reconocen como morena, sino como obradoristas.

Esto nos lleva a otra pregunta ¿estamos aislados políticamente de las masas? Sólo quien no trabaja con las masas es incapaz de identificar que hay niveles de conciencia en las masas y que el número importante para demostrar fuerza, en ocasiones no es determinante si no hay claridad en los objetivos ni firmeza.

¿De qué sirven cientos de personas que van a un mitin por un interés material inmediato? ¿Acaso quienes prefieren estar ahí han construido los cuadros necesarios para incidir en morena?

El amontonamiento amorfo de personas no significa estar vinculado políticamente a las masas, significa estar vinculadas de manera clientelar  a las mismas, porque esas masas no están dispuestas a luchar ni siquiera para defender el proyecto original de morena que seguramente ni conocen y ya no digamos el proyecto de nación de su candidata.

Por supuesto, lo anterior no exime al movimiento popular de sus errores y limitaciones, los más evidentes son su falta de flexibilidad frente a los cambios de conciencia de las masas y su falta de creatividad e ingenio para crear nuevas formas de relación o formas que acompañen el crecimiento de la conciencia de clase proletaria de las mismas, pero eso tampoco significa que estemos aislados políticamente.

Dos hechos, primero algunos agrupamientos que nos definimos de izquierda, que luchamos por el socialismo no hemos desaparecido tragados por los pequeños, medianos y grandes puestos de gobierno, existimos con independencia política, ideológica y económica de la clase pequeño burguesa y burguesa; segundo, mantenemos un trabajo con el pueblo, con masas, no cientos ni miles, pero si decenas que coinciden con nosotros y apoyan nuestras luchas por ganar demandas inmediatas sin dejar de lado de manera vergonzosa la lucha por la democracia popular y el socialismo.

Nuestra victoria es que en seis años no nos desorganizaron  los programas de gobierno ni actos concretos de represión política, que mantenemos un trabajo concreto, organizado y cotidiano y ese trabajo aunque pequeño es más sólido que el amontonamiento sin forma de miles de personas que luchan por tomarse una fotografía con la o el candidato en turno.

No somos miles, no somos el número que deseamos, pero no por ello vamos a renunciar a nuestra dignidad, a la lucha por la democracia popular y el socialismo.

¡Luchar, luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + thirteen =