AnálisisArtículosLa voz del Pueblo

Libre determinación de los pueblos y el derecho a la legítima defensa

Palestina vencerá

Han transcurrido más de 4 meses desde el 7 de octubre de 2023, fecha en que dirigimos  los ojos y abrimos los oídos, pues los noticieros no pararon en esos primeros días de hablar de Palestina e Israel. Lugares que, como mexicanos nos parecen lejanos por la ubicación geográfica, por su cultura, religión y el lenguaje, pero si volteamos a mirar la historia de nuestro país nos damos cuenta de que los mexicanos tenemos mucho en común con el pueblo palestino, pues también el pueblo mexicano se vio en la necesidad de levantarse en armas en varias ocasiones para defenderse de la invasión imperialista francesa y norteamericana.

Sin embargo, la mayor parte de las personas, lo que sabemos, es que hay un conflicto en el que están muriendo miles de personas, sin embargo los medios de comunicación no explican el origen real del conflicto y las razones del apoyo económico y político que Estados Unidos y otros países como Inglaterra y Alemania brindan a Israel.

Al escuchar y ver las noticias, uno de los adjetivos más usados por los medios de comunicación es terroristas, es el concepto, la imagen y la idea que los medios masivos usan para desacreditar la lucha del pueblo palestino y pareciera que la intención es que, como población no tomemos postura ante lo que ocurre y mucho menos nos interese comprender el fin político y económico del genocidio realizado por Israel. Es evidente que todo esto tiene la intención de generar un prejuicio social y quitarle toda la legitimidad a los fines políticos del pueblo palestino, que es la lucha por su territorio y su reconocimiento como un Estado con autodeterminación.

Si revisamos un poco la historia reciente, pareciera que todo pueblo que lucha por su liberación, por la democracia popular y el socialismo termina siendo terrorista para los países imperialistas. El término terrorista, como muchos otros, ha cambiado de significado a lo largo del tiempo, pero lo relevante es que en la actualidad el término tiene una carga peyorativa, sobre todo cuando se le adjudica a pueblos, organizaciones y personas que luchan en contra de un sistema dominante, opresor, imperialista o cualquier lucha que pretenda destruir o afectar al capitalismo. Los medios de comunicación aplican este término en varios momentos pare referirse al pueblo armado palestino y con ello buscan incrementar posturas morales en la sociedad y confundir al pueblo, para que no veamos con claridad y no hagamos un verdadero análisis de lo que está ocurriendo, deseando que olvidemos que Israel invadió un territorio y comente un acto genocida, apoyado por Estados Unidos y la Unión Europea y que la Organización de las Naciones Unidas (onu) se ha mostrado impotente para detenerlo, a pesar de que algunos funcionarios se han declarado en apoyo al pueblo Palestino.

Ante todo ello es necesario reflexionar: ¿qué legitimidad tiene Israel al defender un territorio el cual invadió? ¿Se está defendiendo o está en un acto de invasión total del territorio palestino? ¿Qué representa este conflicto entre Israel y Palestina? ¿Cuál es nuestro papel como mexicanos y como OLEP, una organización independiente que defiende los intereses del pueblo?

Como ya muchos sabemos, pero que no está de más seguir recordando, el pueblo palestino está sufriendo un despojo genocida desde 1947 cuando el Reino Unido en complicidad con Naciones Unidas dividieron la región de Palestina en dos estados: uno árabe (Palestina) y otro judío (Israel), adjudicándole a este último el 54% del territorio.

Desde entonces, el Estado de Israel ha ocupado más del territorio que se le ha designado y en la actualidad, Palestina solo ocupa el 15% de lo que antes era su territorio, por lo que una de las exigencias legítimas del pueblo palestino es que las fronteras vuelvan a ser como antes de 1967, en donde ellos controlaban aproximadamente el 44% del territorio.

A más de 120 días de la nueva intensidad del conflicto armado, cuando a modo de defensa, el brazo armado de Hamas (movimiento palestino arraigado en las clases trabajadoras que ganó elecciones democráticamente y gobierna desde 2007) lanzó la operación militar de proporciones míticas nombrada “El Diluvio de Al-Aqsa” que tomó a Israel y al mundo por sorpresa (pues una unidad de comandos de alrededor de 100 personas modestamente armadas logró neutralizar al quinto ejército más poderoso del mundo), han sido asesinadas cerca de 30 mil palestinos, sobre todo mujeres y menores de edad, y cerca de 80 mil personas resultaron heridas, de las cuales cientos de menores han sido amputados de alguna extremidad, según cifras del Ministerio de Salud de la Franja de Gaza. Así mismo esa región de Palestina se encuentra devastada y un 85 por ciento de los 2.3 millones de habitantes de esta región se han visto obligados a huir de sus viviendas y un cuarto de la población sufre de hambre.

Debido a todas estas cifras, alrededor de todo el mundo han surgido muestras de solidaridad hacia la legitimidad de la toma de armas por parte del pueblo palestino para defenderse, desde los países de la región árabe como Yemen, Síria, Líbano, Irán, hasta las miles de personas que han marchado al rededor de todo el mundo exigiendo el cese al fuego y los posicionamientos de algunos países que han declarado abiertamente que Israel está cometiendo genocidio y que debe detener los ataques hacia el pueblo palestino.

Por su parte la onu ha mostrado su incapacidad de lograr el objetivo por el cual fue creada: promover la cooperación internacional y mantener la paz y la seguridad en el mundo, lo cual llevó incluso a la renuncia de Craig Mokhiber, director de la Oficina del Alto Comisionado de la onu a principios de noviembre de 2023. Y no es hasta después de 3 meses de iniciado el conflicto, que se logró comenzar un juicio en la Corte Intencionalidad de Justicia (cij) de La Haya, máximo órgano judicial de las Naciones Unidas, promovido por Sudáfrica y apoyado por Brasil, Colombia, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Turquía, Iraq, Cuba, Irán Malasia, Pakistán, Bangladesh, Maldivas y Namibia, así como por la totalidad de los países de Liga Árabe.

Este juicio histórico que comenzó el 11 de enero del presente año ha provocado que, por primera vez en 76 años, Israel sea juzgado en la cij por el genocidio contra el pueblo de Palestina. Israel está siendo acusado por genocidio, pues el número de muertes y destrucción que acontecen en Gaza no tienen precedentes.

Sudáfrica ha afirmado que la campaña de bombardeos israelíes tienen el objetivo de eliminar la vida de los palestinos y los mantiene en el borde de la hambruna, pues los están forzando a desplazarse sin garantizarles el acceso a alimentos, atención médica o refugio, lo cual es considerado un crimen de guerra. Durante el juicio se ha demostrado que la operación armada de Hamas del 7 de octubre del 2023 no justifica el alcance de la campaña israelí en Gaza y que Israel incumple sus obligaciones en el marco de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, tratado que fue firmado en 1948 tras el Holocausto.

Por su parte, el humanismo de la Cuarta Transformación no ha sido suficiente para que el gobierno mexicano se declare a favor del juicio que impulsa Sudáfrica o a romper todo tipo de relación con el Estado de Israel. Por la falta de un posicionamiento claro por parte del Estado mexicano y ante los crímenes de lesa humanidad y el genocidio perpetrado por el Estado Israelí al pueblo palestino, la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) apoyamos el derecho a la libre determinación de los pueblos, porque esta guerra de ocupación se fundamenta en intereses imperialistas sobre las ricas reservas de gas en los mares de Gaza. Hoy Palestina, como otros pueblos oprimidos bajo el yugo del imperialismo, lucha por la vida, la dignidad y la libertad de su territorio. Ante el conflicto apelamos a la solidaridad y llamamos a la movilización constante para que el Estado mexicano rompa todo tipo de relación con el Estado de Israel.

Exigimos el cese del genocidio y el reconocimiento del Estado Palestino.

¡Luchar con dignidad, luchar con el pueblo palestino, luchar hasta vencer!

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 3 =