AnálisisArtículosMujeres construyendo el futuroMujeres construyendo historia

Mujeres proletarias

Existimos porque resistimos

En vísperas del 8M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, las integrantes de la OLEP hacemos esta reflexión, esperando que llegue al máximo número posible de mujeres proletarias y que logremos sembrar una semillita en cada una de ustedes para organizarse y luchar por la transformación profunda de la sociedad.

Sin duda, uno de los temas que más nos duele como clase proletaria este 2024 es el genocidio que el Estado de Israel impulsa sobre el pueblo de Palestina, y como mujeres que luchamos de manera organizada por el socialismo, observamos con gran angustia lo que acontece en aquel lugar del mundo. Nos sentimos enormemente identificadas con el dolor, pero también con la valentía del pueblo palestino, pues también el pueblo mexicano ha sido víctima de invasiones imperialistas y se ha defendido legítimamente, a pesar de las desventajas armamentistas. Sabemos que el Estado de Israel ha atacado sistemáticamente a mujeres y niños para asegurar el genocidio de todo un pueblo. Por eso, es importante volver a poner sobre la mesa que las mujeres somos parte importante de la columna vertebral de la sociedad y que, en tiempos de guerra, nunca hemos jugado un papel pasivo, todo lo contrario, pues la infraestructura de todo tipo de resistencias es creada junto con nosotras. Como organización, seguiremos difundiendo y analizando lo que acontece en Medio Oriente y seguiremos exigiendo justicia para el pueblo Palestino, que resiste la embestida imperialista.

Mirando hacia el interior de nuestro país, reconocemos que en el gobierno de la Cuarta Transformación ha habido algunos avances en materia del reconocimiento de los derechos de las mujeres, como lo hemos analizado en artículos anteriores del FRAGUA. Entre ellos destacan la política de paridad de género, la aprobación de leyes como la Olimpia, la alerta de género, la creación de la Secretaría de Mujeres, el registro público de agresores y los avances en la despenalización del aborto, entre muchos otros. Sin embargo, es nuestro deber como organización que lucha por el socialismo visibilizar que aún nos falta mucho por hacer y que no podemos ser condescendientes con el gobierno por ser un gobierno progresista; pues, al estar enmarcado en el sistema capitalista y al no reconocer la necesidad de un cambio del sistema económico de producción, tiene sus límites, en tanto que niega las relaciones sociales de opresión y explotación que someten no sólo a las mujeres sino a todo el pueblo trabajador. Es, entonces, nuestro deber hacer la crítica y brindar claridad política y dirección a aquellas personas que saben, porque lo viven a diario, que las cosas están mal y tienen que cambiar.

Sabemos que la degradación, opresión y explotación de la mujer tiene su origen en la aparición de la propiedad privada de los medios de producción. Esto nos ayuda a tener claridad en cuál es nuestro papel en la lucha por la transformación del modo de producción llamado capitalismo, pues en estos tiempos existen diferentes posturas y métodos de lucha que nos desvían del verdadero enemigo de la clase proletaria: la burguesía. Por ello, en nuestro Programa Mínimo de Lucha abordamos el tema de los derechos de las mujeres a lo largo de sus 14 puntos, y en particular en los puntos 9 sobre la seguridad social y el 11 sobre los derechos laborales, pues no basta con promover que las mujeres participemos más en la vida pública del país si no se dan las condiciones materiales para ello. Recordemos que las estadísticas nos hablan de que las mujeres seguimos destinando tres veces más de tiempo a las tareas de cuidados y del hogar que los hombres, aún existe la brecha de ingresos por género y la falta de presupuesto, así como limitantes administrativas o marcos jurídicos insuficientes que impiden que se concreten en lo material los avances en materia de derechos de las mujeres.

Esto lo entendieron miles de mujeres antes que nosotras, por eso es importante conocer su trabajo y analizar el papel que desarrollaron en la lucha de su país, pues conocer su historia nos da la fuerza para seguir su ejemplo. Por ello y para que más mujeres conozcan su trabajo, las mujeres de la OLEP desarrollamos la sección “Mujeres construyendo historia” en el periódico FRAGUA, escrita por mujeres colaboradoras e integrantes. Esto nos ha permitido conocer y afianzar la decisión de luchar por el pueblo. El escribir en el periódico, el participar en brigadas de agitación y propaganda, en la pega de carteles, en la lucha por los detenidos-desaparecidos y en la impartición de talleres nos forja, y es en la práctica concreta dónde hemos aprendido el hermoso camino de luchar por el socialismo, y aunque hemos cometido errores, gracias al proceso de crítica y autocrítica, pilar fundamental del centralismo democrático, los hemos solucionado, pues sabemos que este es el camino para seguir mejorando, caminando y transformando el país.

El 8 de marzo es un día importante para todas las organizaciones que luchan por el socialismo, por ello nos sentimos muy orgullosas de formar parte de una organización que vela por los intereses de la clase trabajadora, orgullosas de la construcción de una organización como la OLEP, un esfuerzo que se ha creado de manera independiente, formada por personas de todas las edades y de todos los géneros, ya que, como organización marxistaleninista, todos tienen cabida en esta lucha. Todos aquellos que hemos decidido ser parte de este esfuerzo colectivo hemos asumido con compromiso los objetivos, programa, estrategia y táctica de nuestra organización, y participamos activamente en las distintas tareas, todo con una actitud recta, solidaria y honorable ante el pueblo, siempre dando el máximo esfuerzo y lo mejor de cada uno de nosotros.

Las y los integrantes de la OLEP nos hemos esforzado por construir una organización en donde podemos desarrollarnos en todos los aspectos. Todos los días tratamos de mejorar para ser las mujeres y los hombres nuevos que el pueblo requiere para luchar por una vida digna. En ese proceso, las mujeres hemos estado presentes en cada comisión para el periódico FRAGUA, hemos asumido responsabilidades, puestos de dirección, etc., porque el género y las preferencias, nunca han sido, ni serán los que definen qué lugar ocupamos en la OLEP. Mantener nuestras actividades y nuestra independencia ha sido duro, pues a lo largo de estos años por nuestra organización han pasado personas que han intentado destruir este esfuerzo del pueblo y algunos otros han decidido simplemente que este no es su camino, pero esos momentos difíciles nos han fortalecido, nos han brindado experiencia y hemos reforzado nuestra convicción de que el único modo de vivir es luchando por el socialismo.

En este día tan importante, las mujeres y hombres que conformamos la OLEP te invitamos a recuperar su significado, por las mujeres y hombres que lucharon y siguen luchando por dignificar al pueblo oprimido y olvidado. Por esas mujeres, hermanas de clase, que nos han dejado sus experiencias para aprender de ellas y seguir su ejemplo.

¡Contra la explotación y la violencia
contra las niñas y mujeres;
resistencia, oranización y lucha por el
socialismo!

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × one =