OLEP-UDITT: luchemos por los derechos laborales

EN EL PUNTO 10 de nuestro Programa Mínimo de Lucha (PML) expresamos la necesidad de luchar por “Garantizar y respetar los derechos laborales”, es decir, porque las trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad, formales e informales tengan garantizado el derecho a un trabajo digno, salario justo y seguridad social.

Bajo esta premisa, nosotros como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) hemos organizado a trabajadoras y trabajadores para que juntos defendamos los derechos laborales de todos aquellos que se acercan mediante la sistematización de sus problemáticas, la formación política para entender que los objetivos inmediatos se insertan en el contexto de las necesidades más amplias del pueblo y de la necesidad histórica de la construcción de la democracia popular y el socialismo.

Hemos tenido victorias como la obtención de seguro de desempleo para personas que “no llenan los requisitos” o lograr que trabajadoras sean enviadas a casa en medio de la pandemia.

Claro, también hemos tenido errores, la mayoría debido a no convencer a las compañeras y compañeros de dar el salto cualitativo entre sus necesidades inmediatas y las necesidades históricas de nuestra clase, así como romper con las formas artesanales de lucha y lo que Lenin llamaría “tradeunionismo” que ha dado como resultado la organización de estructuras o personas que luego se apartan del proceso amplio de lucha.

Derivado de estos errores y aciertos es que decidimos iniciar un proceso de lucha y organización partiendo del punto 10 de nuestro PML donde todos aquellos que luchen contra las injusticias cometidas por los patrones hacia nuestra clase día tras día tengan un espacio; donde también entiendan que sus problemas no son individuales, que no sólo ellos o ellas sufren sino al contrario, que son los problemas que vive nuestra clase de manera cotidiana y que sólo con la lucha de todo el pueblo por la democracia popular y el socialismo podremos tener verdadera justicia laboral.

A este mismo proceso decidimos nombrarlo OLEP-UDITT: Organización de Lucha por la Emancipación Popular–Unión Democrática Independiente de Trabajadoras y Trabajadores. Pero, ¿por qué este nombre?

En principio, porque nosotros no queremos distanciar la lucha por los derechos laborales de la lucha por la democracia popular y el socialismo ni alejar la lucha de los trabajadores de la lucha de las organizaciones populares e independientes. Al contrario, que se entienda que todos los trabajadores tienen su lugar y su lucha en este proceso.

El nombre Unión, se lo damos porque buscamos unir las luchas individuales y espontáneas de los trabajadores de todos los sectores de nuestro país para que adquieran un carácter colectivo, proletario, independiente, combativo y democrático.

Este proceso debe ser Independiente de la burguesía y de la pequeña burguesía. Independiente en lo organizativo, en lo político, en lo ideológico y en lo económico, así como independiente de todas las estructuras del Estado, pues durante décadas el gobierno ha sido, como representante de la burguesía, y la misma burguesía, quienes han subordinado a la clase trabajadora y a sus organizaciones por medio de ciertas prebendas o de plano mediante el uso de la violencia para perpetuar el capitalismo y continuar acumulando riquezas en detrimento de los derechos de la clase proletaria.

Nuestro principio metodológico como organización es el de movilización-negociación- movilización que retomamos del movimiento democrático independiente por su eficacia en la lucha. Con base en este principio los triunfos no se alcanzan sólo por negociaciones entre cúpulas sino gracias a la participación activa, consciente y decidida de todos quienes integramos la OLEP-UDITT.

Con base en este principio, la negociación no es un fin en sí mismo, sino un momento de la movilización y la movilización es la fuerza de los trabajadores, el aspecto que nunca debemos olvidar ejercer, porque si lo olvidamos todos los triunfos se volverán efímeros.

La combatividad no significa tener un lenguaje “incendiario”. La combatividad se expresa principalmente en la actividad práctica y de acuerdo al momento de la lucha que se vive. Ser combativo y la combatividad se expresan desechando las actitudes pusilánimes, entreguistas y oportunistas que ceden ante el más mínimo guiño de los patrones. La combatividad debe demostrarse en todo momento pues lo que se defiende son los derechos de la clase proletaria.

Finalmente, la democracia proletaria, la democracia de los trabajadores, es el fundamento de este proceso organizativo. La democracia que los trabajadores han aplicado en sus organizaciones de lucha más avanzadas se llama centralismo democrático. Por esta razón la Unión Democrática Independiente de Trabajadoras y Trabajadores se rige también por este principio organizativo.

La OLEP-UDITT lucha, como lo mencionamos al principio, por la democracia popular y el socialismo; por los 13 puntos del PML y en particular por el décimo; además tiene una política laboral de 18 puntos dentro de los cuales se incluyen:

  1. Defensa del derecho humano al trabajo y a la seguridad social.
  2. Aumento salarial del 100% en todo el país y que todos los años haya un aumento progresivo hasta llegar a la línea de bienestar tasada en un salario mínimo de $19,204.00 pesos mensuales.
  3. Desaparecer todas las modalidades “flexibles” de contratación que despojan a los trabajadores de sus derechos laborales. Otorgar y garantizar todos los derechos laborales a esos trabajadores.
  4. Luchar contra toda forma de subcontratación u outsourcing como formas de ocultamiento de la relación laboral entre los trabajadores y los patrones y de despojo a los trabajadores de sus derechos laborales y humanos.
  5. Dignificar las condiciones de trabajo de los trabajadores informales, que adquieran seguridad social y garantías por parte del Estado para desarrollar sus actividades con salarios justos y en condiciones salubres y seguras.

Desde la OLEP-UDITT tenemos claras nuestras propuestas y queremos invitar a todas y todos los trabajadores a organizarse en este proceso. Queremos construir con ustedes este proceso de lucha, movilizarnos codo a codo, arrancarles a los burgueses todo lo que nos han robado por décadas, pero, sobre todo, organizarnos de manera consecuente y digna para que al fin tengamos ese país donde seamos nosotras y nosotros quienes determinemos la producción, determinemos qué hacer con nuestros recursos naturales y con nuestros destinos.

De manera inmediata los invitamos a participar en nuestra campaña contra toda forma de subcontratación; estaremos realizando brigadas informativas, pegas de carteles, eventos en línea y todo aquello que sea necesario para que se escuche la voz de nuestra clase y ya no se reforme más esta forma de explotación, sino que sea eliminada de una vez y para siempre.

¡Contra la subcontratación y la explotación;

luchemos por trabajo digno para todo el pueblo!

Nuestro contacto:

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + twenty =