Primera brigada en Puebla

Se hace camino al andar

EL SÁBADO 11 DE JUNIO los compañeros de Puebla realizamos nuestra primera brigada de agitación y reparto de FRAGUA. Tras llegar al punto acordado a las 4 de la tarde, nos dirigimos con el periódico a la zona de las cocinas, donde había bastante gente comiendo en las largas mesas. Uno de los compañeros pidió permiso al encargado de la cocina para poder ocupar el espacio y dar un discurso, a lo que el señor accedió. A todo pulmón y con mucho entusiasmo el compañero dio un discurso, explicando quiénes éramos, nuestra motivación –la de proporcionarle al pueblo trabajador información útil a través del periódico FRAGUA– y sobre la gravedad del tema de la desaparición forzada.
Varias personas adquirieron el periódico, y en especial un señor contribuyó de manera bastante entusiasta, acercándose también a preguntar. Posteriormente nos fuimos turnando para arengar en diferentes espacios del mercado y la gente se mostró receptiva. Varias personas prestaban mucha atención, incluso menores mostraban interés preguntando si era verdad que “eso de la desaparición forzada” pasaba en Puebla. Tras el recorrido por los comedores nos dirigimos hacia algunos puestos en la parte exterior del mercado, donde nos acercamos a conversar con las personas y repartimos el periódico. Al finalizar, nos retiramos mientras intercambiamos puntos de vista acerca de la experiencia. Algunos de los que fuimos considerábamos que la respuesta de las personas podía ser un tanto apática debido a experiencias anteriores que habíamos tenido, sin embargo la experiencia fue bastante positiva y enriquecedora, y consideramos que es un buen lugar para darle seguimiento a la actividad.
Posteriormente a la actividad desarrollada por un espacio de una hora aproximadamente, realizamos un pequeño balance entre los compañeros participantes en la que surgieron algunas reflexiones que compartimos:
a)La respuesta del pueblo en general fue buena ya que se logró captar la atención de algunos locatarios, así como de algunas personas que se encontraban consumiendo alimentos. Esto a pesar de que todavía no contamos con elementos audiovisuales de apoyo como podrían ser bocina, megáfono, lonas, etc., aunque es una tarea próxima a desarrollar en nuestro trabajo político, incluyendo estos elementos para reforzar la identidad, la presencia y la fuerza del contenido de los mensajes.
b)En esta ocasión, en realidad, no nos encontramos con una actitud de rechazo en términos generales a los planteamientos que se comunicaron, a pesar de que el discurso lo articulamos desde una postura crítica frente a la realidad que sufre el pueblo en todos niveles, pero sin entrar en confrontación directa con la actual administración federal.
c)Notamos también que, si bien es cierto, existe a nivel federal aquello que nombran Cuarta Transformación –sea lo que signifique ello– y que en nuestro Estado gobierna Morena, encabezado por el insigne luchador social Luis Miguel Barbosa (risas del público), realmente no se nota que a nivel de la base popular exista una defensa articulada del nuevo discurso oficial. Más bien, se capta en la actitud de una gran parte del pueblo un desencanto progresivo de aquellas promesas idílicas de “cambio verdadero” que tan bonitas sonaban hace algún tiempo, una preocupación y enojo –cuando no un franco encabronamiento– por el agravamiento de los problemas de inseguridad, desempleo, violencia, inflación, etc. Aunque también es cierto que priva en algunas personas aún una actitud de mera buena voluntad cifrada cada vez menos en un partido y más en la figura presidencial –vulgo “cabecita de algodón”–. Sea como sea y como conclusión de este punto, no observamos el fenómeno de ciertos territorios que fueron bastiones de Morena devenidos en una especie de “pejelandia” (coloquialmente hablando), como creemos que ocurre en algunos otros estados de la República y en los cuales puede haber una defensa a ultranza y cerrazón política al debate y la crítica de fondo del sistema.
d)En el nivel municipal, la ciudad de Puebla es gobernada por el PAN (después de haber pasado por una administración morenista de tres años de más de lo mismo con otro color). Sin embargo, también ocurre que este triunfo se debe más al voto de despecho de los poblanos (que elección tras elección sólo van administrando su descontento votando por el malo conocido de manera alternativa cada determinado tiempo), que al hecho de que la gente comparta en realidad una plataforma coherente de derecha en lo económico, político y social. Constatamos una vez más que el pueblo no es tonto, lo cual es un primer paso, pero sin organización y alternativas populares reales, toda iniciativa seguirá engrosando y ahogándose después en los estrechos caminos de la bonita democracia burguesa que nos ofrece el sistema capitalista.
e)Por último, dentro de estas primeras reflexiones diremos que las condiciones para desarrollar un trabajo político ahí están, ahí han estado y estarán. Amén de poder hacer un sesudo análisis acerca de las condiciones objetivas y subjetivas. De hecho, en el balance del brigadeo algún compañero del grupo comentaba que se había hecho una expectativa bastante pesimista (casi catastrofista a decir verdad) acerca del resultado de la misma, lo cual acabó contrastando totalmente con la realidad. Es cierto que podemos enfrentarnos a dificultades de todo tipo, pero precisamente para ello debemos organizarnos y planear de la mejor manera, y sobre todo tener confianza en la capacidad de transformación del pueblo. Somos parte del pueblo con todas sus contradicciones y las condiciones para hacer el trabajo político no están dadas de manera feliz o fatal de por sí, sino que la voluntad colectiva y la consciencia son un factor decisivo que las va creando.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: olep.fragua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 14 =