2021, un año de resistencia, lucha y organización

HACE ALGUNOS MESES el presidente de la república hablaba de que sólo debían existir dos partidos: el conservador y el liberal, haciendo clara referencia histórica a las posturas de los partidos del Pacto por México y, de manera velada, a que todos los que no estuvieran con el llamado “PRIAN” deberían estar de su lado.

Como si fuera voz de profeta, el 23 de diciembre se oficializó ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la coalición “Va por México” donde no sólo se aglutinan el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sino también “350 organizaciones de la sociedad civil” burguesa dirigidas estructuralmente por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y con Claudio X. González como vocero de “Sí por México”, alianza burguesa que llamó a la unidad de los partidos en la iniciativa antes mencionada.

Poco después se conformó la coalición electoral “Juntos haremos historia” entre el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Esta alianza generó no pocas críticas dentro del propio Morena pues una parte de las bases considera que aliarse con el oportunismo político y represor del Verde no representa el proyecto del partido y, al contrario, no es más que ceder a los intereses de los neoliberales comandados por Mario Delgado y el llamado de “unidad a cualquier costo”. Vaya, todo sea por la 4T.

El gobierno federal ha fortalecido sus alianzas con parte de la burguesía neoliberal como Salinas Pliego, quien siempre ha sido cercano al actual gobierno federal, o el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) a quienes se terminó por subordinar a los intereses del actual gobierno obligándolos a ceder en ciertas cosas, pero siempre manteniendo asegurada su ganancia.

Al mismo tiempo, las propuestas en materia laboral respecto al salario y la subcontratación (que tocaremos adelante) son un gancho para seguir fortaleciendo la base popular de la 4T al dar mejoras inmediatas a una parte de los trabajadores y afianzarse con las masas.

Los agrupamientos políticos se van configurando rumbo a las elecciones de este año 2021 porque, en voz de “Va por México”, es necesario arrancarle la cámara de diputados al partido en el poder, así como también se estarán jugando 15 gubernaturas.

Ahora bien, el caso de la subcontratación dejó muy en claro algo: en las discusiones falta la voz de la clase proletaria y por ello partiremos de ahí. Como mencionamos al principio, el presidente López Obrador hablaba hace meses de los conservadores y liberales, pero tras eso se esconde que ambos proyectos coinciden en lo esencial: el mantenimiento del capitalismo. Sólo que uno busca una gestión abiertamente neoliberal y represora y el otro un reformismo que logre fortalecer al Estado para desarrollar el capitalismo en zonas y sectores de la industria donde no se ha logrado, pero sin llegar a estatizar sectores estratégicos.

La confrontación en el caso de la subcontratación dejó muy en claro esto, mientras los dirigentes de las cámaras empresariales que giran alrededor de la Coparmex lanzaban el grito en el cielo debido a que “se acabaría con la competitividad” y “millones quedarían sin empleo” la burguesía que está con AMLO sólo decía: cálmense, las ganancias están aseguradas, sólo cumplan sus obligaciones fiscales, den algunos derechos laborales y para lo demás ahí está la salida, digan que son “trabajos especializados” y tan tan. Neoliberalismo contra reformismo, una confrontación que se resuelve en la continuidad de la explotación al trabajador.

En este aspecto las cúpulas sindicales consultadas no son más que paleros de los agrupamientos políticos burgueses, unos con los neoliberales y otros con los reformistas, pero ninguno con el pueblo trabajador y explotado. Es así como queda demostrado el límite y alcance del actual gobierno.

Con esto, queda claro que es necesario fortalecer los agrupamientos políticos de clase proletaria. Si bien esto lo hemos dicho hasta el cansancio no está de más volver a mencionarlo, pues en otro año de coyuntura electoral ya vemos por ahí algunos que buscan escaños y no nos asusta ni mucho menos, pero consideramos que lo necesario y urgente es ampliar la agitación y propaganda dentro del pueblo; explicar cómo las alianzas espurias no son más que una traición a la confianza de un pueblo que votó por el cambio. También, es necesario que no caigamos en los señalamientos vacíos de “es que son lo mismo” porque la propia gente nos contesta “Si son lo mismo por qué se pelean”, al contrario, debemos explicar que sus peleas parten de un convenio general que es mantener el capitalismo pero que se dan en las formas para realizarlo.

Debemos aprovechar este momento de cierta apertura democrática para afianzarnos con las masas, claro, la democracia burguesa no implica la falta de represión, pero sí la modificación de la cantidad e intensidad de esta y eso debemos aprovecharlo. Es tiempo de afianzarnos con las amplias masas del pueblo haciendo lo que los neoliberales y reformistas no hacen ni harán: “ser pueblo, hacer pueblo y estar con el pueblo”; es decir, agitar en todos los espacios y sectores posibles; luchar y organizar a las masas por alcanzar sus mejoras inmediatas; educar políticamente al pueblo para que entienda que la lucha contra el neoliberalismo y sus demonios debe ser la lucha contra el capitalismo, por la democracia popular y el socialismo; y claro, todo esto dentro de nuestra* proyecto político ya que nosotros sí tenemos intereses, sí luchamos por algo más y queremos que más gente se una a nosotros.

En este aspecto y como paso concreto, iniciaremos una campaña amplia de agitación y propaganda para luchar en contra de la subcontratación; para que todas y todos los trabajadores que sufren este flagelo se unan a nosotros y juntos luchemos porque toda forma de subcontratación sea erradicada pues nosotros no queremos un papel que sea letra muerta sino queremos que sea realizado en los hechos.

También seguiremos en la exigencia de la presentación con vida de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez y de todos los detenidos-desaparecidos del país y por la libertad de los cinco compañeros presos del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Es tiempo de mantener el ritmo, pero también de acelerar, si los burgueses creen que el campo de juego sólo está hecho para neoliberales y reformistas debemos demostrar que nuestra clase tiene mucho que decir, mucho que hacer y un mundo que cambiar.

Que este 2021 sea de resistencia, lucha y organización por la democracia popular y el socialismo; no dejemos de ser combativos ni astutos, desarrollemos todas las herramientas que ha creado nuestro pueblo para tener una vida digna.

Nuestro contacto:

Correo: olep.contacto@gmail.com y olep.contacto@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/olep.fragua
Instagram: https://www.instagram.com/olep_fragua/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 5 =